•  |
  •  |

El Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, monseñor Silvio José Báez, habló ayer en nombre de la Iglesia Católica de Nicaragua, para rechazar el bloqueo impuesto a EL NUEVO DIARIO, en represalia por las publicaciones periodísticas que denuncian las irregularidades que ocurren en varias instancias del gobierno. Es, subrayó, un “atentado” contra la democracia y la libre expresión.


Monseñor Báez se apoyó en el Concilio Vaticano llamado “Communio et Progressio”, referido a “el derecho a obtener y comunicar la información”, para expresar un claro mensaje de solidaridad y compresión a la profesión de los periodistas independientes.


“A los que, por profesión, tienen que difundir la información, les corresponde una importante y difícil tarea, frecuentemente expuesta a conflictos. Con frecuencia se ven obstaculizados por aquellos a quienes interesa oscurecer u ocultar la verdad”, manifestó monseñor Báez, citando textualmente el escrito que fue emitido el 18 de mayo de 1971, por el Pontificio Consejo de los Medios de Comunicación.

Atentado contra la democracia

Báez expresó que la Iglesia ve la labor de los medios de comunicación como uno de los “pilares de la democracia en una sociedad pluralista, no solamente como un derecho, sino como una necesidad del bien común, porque un sociedad informada es una sociedad libre”.


“Privar a una sociedad de la información completa y veraz de lo que acontece, es atentar contra la democracia, por eso es que en los regímenes totalitarios lo primero que hacen es coartar, es cercenar la libertad de prensa y de expresión (…) Atentar contra el derecho de información es minar la democracia, es en el fondo ocultar una verdad que puede hacer que el pueblo tome medidas o decisiones que a algunos no les conviene”, dijo monseñor Báez.


El alto jerarca de la Iglesia Católica explicó que cuando se dan actos de inmoralidad o de corrupción, que están dañando a la sociedad, los medios de comunicación “tienen la obligación de publicarlo”.

“Medios cómplices”

“Lo que EL NUEVO DIARIO ha hecho es cumplir con un deber ético como medio de comunicación social”, aseveró Báez, agregando que un medio de comunicación que no denuncia y que no informa sobre actos de corrupción se hace “cómplice”.

Importancia del periodismo en un año electoral

Por otra parte, el Obispo Auxiliar mencionó la importancia del periodismo independiente en este año electoral, porque tiene que cumplir la función social de mostrar la realidad, para que la gente elija con un voto inteligente.


“Necesitamos un voto inteligente y para facilitar ese voto crítico que monseñor (Leopoldo) Brenes llamó ‘voto pensado’, antes de emitirlo necesitamos información de todo tipo”, dijo, recalcando que todo intento de coartar la libertad de expresión es condenable para la Iglesia.

Sobre la “violencia mediática”
Monseñor Silvio Báez también expresó su criterio sobre el proyecto de ley contra la violencia hacia la mujer y aunque dijo que la Iglesia Católica apoya todo aquello que promueva la defensa y la dignidad del ser humano, hombre y mujer por igual, también manifestó que dicha iniciativa se puede malinterpretar para coartar la libertad de prensa.


“El problema en Nicaragua es que estamos asistiendo a una cantidad de signos negativos que nos hacen pensar que es una estrategia en la que se está queriendo poco a poco coartar la libertad de información”, dijo monseñor Báez en alusión a dicha Ley.


El alto jerarca de la Iglesia Católica manifestó que un progresivo intento de cercenar la libertar de prensa en Nicaragua, sería un “mal gravísimo” para la democracia y, además, la Iglesia eso lo condena.


“Exhortamos a todos, gobierno, periodistas y al pueblo en general a que defendamos ese derecho que tiene el pueblo de ser informado”, agregó monseñor Báez.