•  |
  •  |

La factura petrolera de Nicaragua aumentó en más de 43 millones de dólares en los primeros once meses de 2010, a pesar de que el país importó menos crudo pues evitó traer un millón 350 mil barriles. Petróleos de Venezuela S.A. (Pdvsa) garantiza el 84% de este suministro, y el intermediario que ahora debuta como nuevo importador es el negocio Estado-partido: Alba de Nicaragua S.A. (Albanisa).


Son cifras oficiales que expone en un informe el Ministerio de Energía y Minas, MEM, al evaluar el comportamiento de la industria petrolera nacional en 2009 y contrastarla con los datos de los primeros once meses de 2010. EL NUEVO DIARIO tiene en su poder una copia de estos documentos.


El MEM subraya en dicho informe que es cierto que se ahorró combustible en 2010, pero también lo es el hecho de que se pagó más dinero que el año anterior, y eso obedece al comportamiento internacional del crudo.


Según el MEM, en 2009 las compañías petroleras pagaron un total de 649 millones 222 mil 871 dólares con 12 centavos por todas las importaciones de crudo y de sus derivados que hicieron en ese año: 10 millones 421 mil 263 barriles.


Esa cifra varió drásticamente con respecto al período referido de 2010, cuando el monto de dinero se elevó hasta 692 millones 496 mil 323 dólares con 52 centavos, pero sólo se compró nueve millones 99 mil 749 barriles de crudo y sus derivados.


Se trata de un aumento de 43 millones 273 mil 452 dólares con 40 centavos, el cual absorbió en mayor proporción Pdvsa, la firma que suministra el 84.57% del combustible que se quema en Nicaragua. Ahora el segundo proveedor de nuestro país es Honduras, que garantiza el 5.11% de los combustibles, mientras Estados Unidos llegó al tercer lugar (4.47%) seguido por Ecuador (3.96%).

Las empresas “en familia”
En estos informes se muestra claramente cómo opera el trío de empresas que utiliza el gobierno para traer el petróleo desde Venezuela, las mismas que ahora absorben todo el mercado de los productos refinados o terminados: Alba de Nicaragua S.A. (Albanisa), Distribuidora Nacional de Petróleos (DNP) y Petróleos de Nicaragua (Petronic).


Estas dos últimas firmas registraban importaciones tradicionales desde hace varios años con su licencia y registro oficial, pero era Albanisa la que orquestaba toda la operación desde sus oficinas y sin intervenir con su marca. No obstante, en las importaciones que el MEM reporta en 2010, ya aparece como un nuevo agente importador en la cadena de suministros.

Consorcio Estado-Partido

Entre enero y noviembre de 2010, Albanisa trajo 626 mil 233 barriles de Búnker o Fuel Oil para la generación de energía eléctrica, otros 146 mil 849 barriles de Diesel y 145 mil 77 barriles de gasolina súper. Incluyendo el costo, el flete y el seguro de dicha operación, en su debut como importador pagó un total de 73 millones 309 mil 173 dólares con 15 centavos.


En este mismo período, Petronic registra que importó sólo siete mil 500 barriles de gasolina súper y otros 40 mil de Diesel; pagando un total de cuatro millones 538 mil 140 dólares con cinco centavos.


Petronic y Albanisa son las que importan menos, y dejan que DNP sea la que acoja la mayor cuota, pues en el mismo periodo registró una factura total de 149 millones 954 mil 64 dólares con 82 centavos.


Aunque ostenta una figura de distribuidora, al final DNP es la que importa de todo. Trajo un millón 76 mil 391 barriles de diesel usando puertos del Atlántico y del Pacífico, también 493 mil 461 barriles de gasolina (súper y regular) y hasta 71 mil de Búnker.


Las tres firmas que operan en una especie de consorcio Estado-partido, absorben ampliamente toda la importación de los combustibles ya refinados o terminados, teniendo como única y leve competencia a Esso Standard Oil, que en el mismo período apenas trajo 17 mil 653 barriles de gasolina súper, otros 35 mil de Diesel y un mil 152 de combustible de avión o Keroturbo (JetA-1).