•   Tomado de El Universal  |
  •  |
  •  |

El envío de unos 28 mil barriles diarios de combustibles (gasolina y diesel) por parte de Petróleos de Venezuela para el mercado nicaragüense, a través de la empresa Albanisa, estaría detenido por presuntas irregularidades halladas en una auditoría hecha por una comisión de Pdvsa a Alba Petróleos de Nicaragua.

Extraoficialmente se conoció que Pdvsa, a través de PDV Caribe (socio en Alba Petróleos), habría suspendido desde hace tres semanas los envíos como medida de presión para que los registros contables de Alba Petróleos fueran revisados exhaustivamente.

En la edición de hoy de  EL NUEVO DIARIO se afirma que "los resultados (de la auditoría) no han sido nada favorables" para Alba Petróleos, filial de ALBA de Nicaragua S.A. (Albanisa, ligada al entorno del presidente nicaragüense Daniel Ortega), que "es responsable del 84% de la importación del crudo que demanda el país".

Aunque las autoridades nicaragüenses no lo reconocen, el mercado de combustibles de ese país estaría operando con sus reservas tras el cese de los envíos.

La información publicada cita fuentes que señalan que en Alba Petróleos no entregó toda la información requerida para la auditoría "y, por si fuera poco, no salieron muy bien en lo que ya entregaron. Por eso Pdvsa les anunció que les despachará el crudo hasta mediados de febrero, y se reactivará la importación hasta que se haya certificado la entrega de dicha documentación".