•   SAN CARLOS/RÍO SAN JUAN  |
  •  |
  •  |

Productores del Refugio de Vida Silvestre Los Guatuzos, el primer humedal reconocido como sitio Ramsar de Río San Juan, lograron el pasado año la reproducción de 4,746 tortugas, de las cuales liberaron 498 tortuguillos y exportaron 3,500, obteniendo US$7,000.00 de ingresos, con lo cual se propone este año una mayor reproducción, liberación y venta.


Con la exportación de las crías hacia la vecina Costa Rica, los productores organizados en la Cooperativa Multifuncional de Vida Silvestre Los Guatuzos R.L., conocida por sus siglas como Comulsigua R.L., obtuvieron cada uno US$500 de ganancia, y disponen de un fondo de US$2,000 para la inversión del ciclo productivo de este año.


Hilario Mendoza Martínez, funcionario del organismo Amigos de la Tierra España, informó que 16 socios de las comunidades de Papaturro, Valle de Guadalupe, Pueblo Nuevo I y II,  integran la cooperativa que el pasado año recolectó en la costa del Lago de Nicaragua y en las riberas del Río Papaturro, 5,903 huevos de la especie Trachemys scripta, localmente llamada Tortuga Ñoca, y fueron sembrados en bancales de arena en el tortugario localizado en la comunidad de Papaturro, donde nacieron un total de 4746 crías.


Según Mendoza, la crianza en cautiverio de tortugas data desde 1999, cuando Amigos de la Tierra, España, en coordinación con el Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales, Marena, realizó una siembra piloto de huevos en bancales improvisados en el Refugio Los Guatuzos.


Refirió que después de dos años los resultados de este experimento fueron alentadores, al registrarse el 80% de los nacimientos de tortugas, lo que motivó a la organización española a impulsar la organización de los productores en la Empresa Comercializadora de Productos de la Vida Silvestre del Río San Juan, S.A. (Comprovisa), donde se integraron 30 personas de las zona de Papaturro y El Castillo, para producir y comercializar tortugas y otras especies con las infraestructuras adecuada para el manejo.

Reorganizaron cooperativas
Explicó que desde esa fecha hasta 2007, la producción de tortuga realizada en Los Guatuzos continuó con la siembra de 18 mil huevos, generando un ingreso per cápita de US$400. Debido al poco involucramiento de los productores en la gestión comercial en 2008, no se comercializaron las crías, causando pérdidas económicas de hasta un 80% en la inversión realizada.


Amigos de la Tierra apoyó la reorganización de las cooperativas de Los Guatuzos y El Castillo y la reconstrucción total de las infraestructuras de los tortugarios.


A juicio de Mendoza, la crianza de tortugas es una actividad importante para proteger las poblaciones naturales de la especie Trachemys scripta, pues se libera alrededor de un 20% de la cantidad de huevos recolectados. “Estas tortugas liberadas cuentan con 4 ó 5 meses de vida, teniendo una mayor posibilidad de sobrevivir al ataque de depredadores naturales y de llegar a ser adultas.


Los productores cada año protegen los sitios donde anidan los quelonios y garantizan la limpieza del río Papaturro, como una de las principales vías de acceso al Refugio, y donde se puede apreciar una gran diversidad de aves, reptiles y mamíferos.


La crianza de tortugas se ha visto en el Refugio como opción económica, ya que se perfila como uno de los principales motores de la economía familiar en la zona por la generación de empleo directo e indirecto, apuntó.