•   LEÓN  |
  •  |
  •  |

En León, sólo 300 jubilados reciben desde diciembre del año anterior el bono solidario de mil córdobas aportados por el gobierno central. Sin embargo, en las últimas semanas, más de 400 ancianos han acudido a la Oficina Departamental de la Unidad Nacional del Adulto Mayor (UNAM), a solicitar su inclusión en la lista de beneficiarios, para poder acceder a dicho beneficio.


De 462 jubilados, 300 fueron escogidos en el primer bloque, quedando fuera de dicho beneficio 162 jubilados que cotidianamente demandan su inclusión, a esta cantidad se suman más de 450 nuevas solicitudes de ancianitos de los 10 municipios del departamento.


A pesar de que la oficina de la UNAM funciona en las instalaciones de la Asociación de Combatientes Históricos, cuya tendencia partidaria es afín al partido gobernante, Antonio Rojas, representante de UNAM, afirmó que no están tomando criterios políticos para escoger a los beneficiarios. “Somos una asociación cívica de hombres y de mujeres que algún día dimos nuestro salario al INSS, y ahora que estamos ancianos lo estamos reclamado porque lo merecemos conforme ley”, dijo, tras agregar que los jubilados no están esperanzados en el bono solidario sino en lograr su pensión definitiva.


Rojas señaló que es posible que el gobierno central incremente el presupuesto para beneficiar al menos a 8,000 ancianos a nivel nacional, que acumularon más de 250 cotizaciones, que según el artículo 149 de la Ley de Seguridad Social tienen derecho a una pensión mínima del 40%, por sus años laborados.


También aclaró que en la primera etapa fueron incluidos los jubilados que alcanzaron 250 cotizaciones y que tienen más de 60 años, y es probable que en la segunda etapa sean beneficiados los jubilados que tienen menos de 250 cotizaciones y menos de 50 años. El bono es retirado de las ventanillas del BDF, Banpro, Caruna y Bancentro, entre el 5 y 6 de cada mes.