•  |
  •  |

El director del histórico Instituto “Maestro Gabriel”, Ricardo Espinoza, trató de justificar toda la propaganda partidaria en las escuelas en respaldo a la inconstitucional ambición reeleccionista del presidente Daniel Ortega.
“Somos un centro histórico donde muchos tenemos el pensamiento de que éste fue un bastión de nuestra Revolución”, fue el argumento que el director dio al ser cuestionado al respecto por EL NUEVO DIARIO.


Quiso aclarar que colocar los carteles con la imagen de Ortega y las banderas del Frente Sandinista en los recintos escolares no obedece a una orientación ministerial.


Para justificar tal situación se aferró a lo expresado, y al final no supo decir si se trataba de una orientación, decreto o ley, “no de este año, no de este gobierno, de que la imagen del presidente de la República puede estar en cualquier oficina pública”.


Agregó que colocan “la bandera rojinegra como lo hace la Presidencia en cualquier acto oficial… no es una orientación, lo hacemos porque sentimos el deseo de tenerla allí”.

“No es bombardeo de propaganda”
Desestimó los señalamientos de violación a la Ley Electoral, a la Ley General de Educación y a los derechos de los menores con la colocación de símbolos partidarios que puedan alertar un adoctrinamiento partidario, “porque no se les está exigiendo que piensen como nosotros queremos pensar”, dijo.


Agregó que no ve “bombardeo de propaganda partidaria”, pero admitió que el primer día de clases tres carteles con la imagen de Ortega adornaban el colegio. “¡Es el presidente, es el presidente! Y puede estar su imagen en cualquier edificio público”, volvió a decir, dejando claro que “vamos a seguir manteniendo su imagen”.  


Respecto al consentimiento para que las organizaciones orteguistas actúen en los colegios con el ánimo de influirlos ideológicamente, dijo que la única organización que hay en ese instituto es la Federación de Estudiantes de Secundaria, “que se reúnen como lo dice su reglamento posterior a las clases… la Juventud Sandinista apoya desde el territorio, desde la
calle, expuso.