•  |
  •  |

El retiro de la Cooperación de Dinamarca con nuestro país, afecta el desarrollo del programa de transporte que se ejecuta en la costa caribe. Así lo dijo el alcalde de Bluefields, Dr. Harold Bacon quien además, agregó que es preocupante la decisión. “Ellos (Danida) ha sido de gran apoyo para nuestro municipio en la construcción de muelles, puentes y caminos”, afirmó Bacon, quien recalcó que que tiene sus esperanzas de iniciar un proceso de dialogo para mantener los programas de la cooperación danesa con el municipio de Bluefields.
 
Por su parte, el ingeniero Orlando Obando, ejecutivo del gobierno autónomo del atlántico sur dijo que la retirada de la cooperación afecta los programas que ejecuta el gobierno regional en los municipios. "Es lamentable, ahora tendremos que seguir gestionando otras posibilidades de la cooperación y de otros recursos a fin de buscra alternativas de solución”, señaló Obando.
 
23 años de cooperación

 El programa de transporte Danida para las regiones autónomas de la Costa Atlántica surgió a partir de una petición especial realizada por el Gobierno de Nicaragua al Gobierno de Dinamarca, después del huracán ‘’Juana’’ (octubre 1988), que afectó en gran medida la infraestructura vial de la Costa Caribe de Nicaragua.

La cooperación Danesa ha invertido en esta región más de 20 millones de dólares al Sector Transporte de la Agencia de Cooperación Danesa (PAST-Danida); entre esto se realizó el dragado a los canales de acceso a la bahía de Bluefields y el Bluff, la construcción de muelles en El Rama, Kukra Hill, Laguna de Perlas y Bluefields,
 
Muelles Municipales y Comunales
Se logró también la construcción de  oficinas de portuaria,  muelles comunales en la comunidad de Tasbapounie, Marshall Point, Kahkabila, Brown Bank, camino entre las comunidades de Raitipura y Laguna de Perlas.  Y la construcción de un puente colgante en Punta Gorda comunidad (entre la comunidad Daniel Guido-El Guineo).
 
El anuncio de la suspensión adelanta de la cooperación de Dinamarca a Nicaragua, se debió a la presión del gobierno del presidente Daniel Ortega para que se suspendiera todo tipo de ayuda financiera a agencias de la sociedad civil.