•  |
  •  |

El retiro de la cooperación danesa revela la única prioridad que tiene el presidente Daniel Ortega: reelegirse y perpetuarse en el poder a cualquier costo, sin importarle que su actitud se contradiga con las frases populistas que tanto pregona: “Erradicar el hambre y desempleo que dejaron los gobiernos neoliberales”, ya que la donación beneficiaría a los sectores más vulnerables de la nación.


Así lo consideró el analista político Carlos Tünnerman, quien aseguró que la partida de la ayuda de Dinamarca es muy perjudicial para el país. “Son 35 millones de dólares, de los cuales solo un millón para la observación electoral. Esto revela que a Daniel Ortega solo está interesado en reelegirse de manera ilegal y frente a esa prioridad no le importa sacrificar cualquier cosa”.

Las contradicciones con el discurso
Tünnerman opinó que no tiene sentido sacrificar 35 millones de dólares a un país que por 30 años ha cooperado con Nicaragua desde los años 80. Entonces, “no es cierto que la prioridad de este gobierno sea combatir la pobreza y el desempleo, que tanto pregona, porque ese monto era destinado a estos rubros vulnerables, y un porcentaje mínimo iba a ser destinado a la observación”.


Según el analista, con esta postura, Ortega revela que es capaz de pagar cualquier costo con tal de que no haya observación electoral. “¿Por qué no quieren que haya observación electoral?, como lo dice la consigna popular ‘¿Cuál es el miedo?’ Si el presidente Ortega está claro y seguro de que las encuestas le favorecen, que tiene un partido bien organizado y le respalda la población, ¿por qué tiene miedo de que esas elecciones sean observadas, nacional e internacionalmente?”, cuestionó.

El Caribe es uno de los más afectados
El retiro del fondo afecta directamente el desarrollo del programa de transporte que se ejecuta en la Costa Caribe nicaragüense, en donde se ha invertido más de 20 millones de dólares en el Sector Transporte de la Agencia de Cooperación Danesa (PAST-Danida).

Como parte de este programa se realizó el dragado a los canales de acceso a la bahía de Bluefields y el Bluff, la construcción de muelles en El Rama, Kukra Hill, Laguna de Perlas y Bluefields, así como también muelles municipales y comunales.


Se logró también la construcción de  oficinas portuarias,  muelles en las comunidades de Tasbapounie, Marshall Point, Kahkabila, Brown Bank; camino entre las comunidades de Raitipura y Laguna de Perlas. Además de la construcción de un puente colgante en Punta Gorda, que beneficia a los habitantes de las comarcas Daniel Guido-El Guineo.


Para el alcalde de Bluefields, Harold Bacon, esta situación es preocupante, porque “Danida ha sido de gran apoyo para nuestro municipio en la construcción de muelles, puentes y caminos”. Agregó que tiene sus esperanzas en que exista la posibilidad de que se mantengan los programas de Dinamarca, para lo cual tendría que iniciar  un proceso de diálogo.


Jens Larsen, cooperante del organismo 3F Falck,  de Dinamarca, al darse por enterado en los medios de prensa sobre el retiro de la cooperación, dijo que “quien se retira es el gobierno, el pueblo de Dinamarca seguirá al lado del pueblo de Nicaragua”. Gracias a la cooperación danesa, a la cabecera departamental de Río San Juan llegó una moderna unidad de bombero totalmente equipada y Larsen anunció también el donativo de una ambulancia, próximamente.


Mientras que el diputado orteguista José Figueroa minimizó el hecho del retiro de la cooperación danesa y aseguró que “según parece que algunas organizaciones,  más que promover el desarrollo de Nicaragua, lo hacen con fines políticos y eso es lo que ahora se está congelando, pero la cooperación del desarrollo se mantiene con países hermanos que no pretendan condicionar a Nicaragua”.

(Con la colaboración de Tatiana Rothschuh)