•   (Tomado de La Nación) Bebedero, Guanacaste.  |
  •  |
  •  |

Más allá de las eventuales medidas cautelares que dicte la Corte Internacional de Justicia de La Haya --el 8 de marzo--, Costa Rica reforzará la seguridad en la zona fronteriza con Nicaragua.


Así lo puntualizó la presidenta Laura Chinchilla, mientras hacía un recorrido por las instalaciones de la empresa Terrapez, en Bebedero, Cañas.


“Como país estamos con la total determinación de fortalecer la presencia de las fuerzas de seguridad, aun si el fallo resulta favorable”, reafirmó.


La gobernante señaló que el país no puede descuidar su defensa, no importa lo que decida la Corte en relación con las medidas cautelares que Costa Rica solicitó a raíz de la invasión nicaragüense a isla Calero y los daños a los humedales en ese territorio.

 

Presente en la memoria
“Me parece que si somos un país maduro no se puede olvidar lo que pasó”, dijo. “Por eso determinamos que se debe fortalecer esa presencia”.


La mandataria confesó que sintió escalofríos cuando se enteró de que la Corte anunciará el 8 de marzo la respuesta a la solicitud planteada por Costa Rica.


“Esperamos que el esfuerzo de la Cancillería en defensa de nuestra soberanía pueda concretarse en un fallo favorable; confiamos en que eso sea así en nombre de la defensa de la integridad territorial. Esto para Costa Rica es fundamental, y ahora empieza una vigilia”, declaró la presidenta.


De igual manera, insistió en que el Gobierno necesita más recursos para poder hacer un mayor despliegue de seguridad.


En noviembre del año pasado, Costa Rica demandó a Nicaragua en La Haya por la invasión y el daño ambiental que tropas del Ejército de esa nación han hecho en isla Calero, Pococí, provincia de Limón.


El juicio apenas se inicia, y una sentencia deberá esperar varios años mientras el proceso en La Haya agota diversas etapas.