•  |
  •  |

La Policía Nacional desarticuló el negocio conocido como “Casa de Masajes Habana Club”, ya que sus propietarios se dedicaban a cometer el delito de trata de personas con fines de explotación sexual y comercial en contra de siete mujeres.


El negocio estaba ubicado en el barrio Larreynaga, exactamente de los semáforos del puente El Edén, una cuadra al oeste y tres al norte. La Policía lo desarticuló el 8 de febrero, logrando la captura de Brahím López Molina, de 46 años, y de Juana María Bermúdez Fitoria, de 34, dueño y administradora del negocio, respectivamente.


La comisionada mayor Glenda Zavala, jefa de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), dijo que los victimarios engañaban a sus víctimas al publicar anuncios en los diarios de circulación nacional, ofreciendo trabajo en la supuesta casa de masajes.  


Las víctimas son: Alba Salgado Espinosa, de 19 años; Elisaura Salgado Calero, de 29; Ana Canales Navarrete, de 34; Eveling Vega Palacios, de 25; Edith Johnson Herrera, de 23; Jenny Coleman Pineda, de 26, y Jessica Flores Hernández, de 25 años.  

También en Chinandega
La jefa policial recordó que el año pasado registraron tres casos de trata de personas en el departamento de Chinandega, donde había un total de ocho víctimas en edades comprendidas entre los 18 y los 30 años, a quienes los tratantes les ofrecieron trabajo en el Night Club Tabú, de Guatemala.


En este caso, la Policía capturó a Erika Yesenia Somarriba, de 28 años, y a Manuel de Jesús Martínez Mendoza, de 29, quienes fueron puestos a la orden del Ministerio Público y guardan prisión preventiva.

Pie de foto: Comisionada mayor Glenda Zavala (izquierda), jefa de la Dirección de Auxilio Judicial, y la comisionada mayor Vilma Reyes, jefa de Relaciones Públicas de la Policía. FRANK CORTÉS/END