•  |
  •  |

Un fuerte sismo sacudió anoche toda la franja del pacífico del país y se reportó con mayor intensidad en El Salvador y Honduras. Virginia Tenorio, sismóloga de turno del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, precisó que la magnitud fue de 5.2 grados en la escala abierta de Richter y el epicentro fue ubicado en el Golfo de Fonseca.

El fenómeno se registró a las nueve de la noche con un minuto, según Tenorio, en mar abierto y frente a las costas de Chinandega, a la altura del volcán Cosigüina. En el comunicado oficial divulgado tres horas después del movimiento, Ineter detalla una profundidad de 26 kilómetros.

Ni daños, ni víctimas

Sólo diez minutos después del sismo, el Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) reportó los mismos datos pero fijaba una magnitud de 5.4 en la escala de Richter, casi al mismo tiempo que el Instituto para la Investigación Sismológica (IRIS, por sus siglas en inglés), que coincidió en los datos.

La situación mantuvo alarmados por varios minutos a los pobladores del Occidente del país. “Fue fuerte la sacudida. Aquí todo el mundo está en la calle por miedo y la gente del Ineter no dice nada”, dijo vía telefónica don Roberto Espinales, vecino del Parque Central de Chinandega.

Los oficiales de turno del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Chinandega y de la Cruz Roja Nicaragüense, descartaron incidencia alguna asociada al sismo.

El Salvador y Honduras

En El Salvador, todas las estaciones sísmicas del Servicio Nacional de Estudios Territoriales (SNET), registraron dicho movimiento a la misma hora. Quince minutos después, esa entidad informó que la magnitud en ese territorio fue de 5.7 en la escala Richter, sin daños qué lamentar.

En Honduras, la estación sísmica de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) registró el movimiento en Tegulcigalpa, pero su portavoz informó a radioemisoras catrachas, que se sintió con mayor intensidad en el departamento fronterizo de Choluteca.