•  |
  •  |

El jefe del Ejército, general Julio César Avilés, exhortó ayer a las autoridades costarricenses a ser prudentes, tal como las Fuerzas Armadas de Nicaragua vienen actuando en el borde fronterizo con Costa Rica.


Asimismo, reconoció que esa nación está en todo su derecho en reforzar sus aparatos de seguridad en las fronteras.


El alto jefe militar externó esta afirmación en las oficinas del Vicepresidente de Nicaragua, Jaime Morales Carazo, a quien ayer visitó en compañía del alto mando del aparato castrense, para entregarle las memorias del Ejército sobre las actividades que llevaron a cabo en 2010.


Al hablar con los periodistas, el jefe militar recordó que Costa Rica ha venido reforzando su vigilancia en las fronteras con Nicaragua, y “nosotros mantenemos los dispositivos que estimamos a bien tener en nuestro país, enmarcados en el cumplimiento de las leyes de la República...”.


“Ojalá que la intención (costarricense) de incrementar y reforzar la frontera, y que ellos tienen todo el derecho de hacer, también obren con la prudencia con la cual los nicaragüenses estamos procediendo”, acotó el jefe militar, quien recordó que ya las instancias del gobierno han buscado el entendimiento por la vía del diálogo.


En cuanto a la labor contra el crimen organizado, dijo que “en lo que va del presente año llevamos más de 600 kilogramos de droga capturados”.

Sobre la seguridad en el campo

Con respecto a la seguridad en el campo, el general Avilés recordó que el año pasado el Ejército reforzó el Plan de Seguridad permanente al interior del país, lo que implicó el incremento de los patrujalles. Fueron más de 251 mil patrullajes que “realizamos en diferentes actividades enmarcadas en la cosecha cafetalera y en la lucha contra el abigeato”.


Avilés dijo que en el sector ganadero las fuerzas militares lograron recuperar más de mil reses que habían sido robadas para posteriormente entregárselas a sus dueños. Aclaró que en el campo no hay bandas de forajidos operando, pero aceptó la existencia de focos delincuenciales, gente que se agrupa, realiza robos de ganado y asaltos.