•  |
  •  |

Los conflictos generados a partir de las medidas tomadas por Panamá para restringir la entrada de nicaragüenses a este país, parecen tener una salida diplomática a través del diálogo, tal como lo demuestra la reunión del Embajador panameño Olimpo Saez con el canciller nicaragüense Samuel Santos.

Según el Embajador Saez, la reunión reflejó el interés de ambos gobiernos de solventar las discrepancias por la vía de la negociación.

“Durante la reunión, el canciller planteó su preocupación ante las medidas tomadas por el gobierno panameño, e hizo hincapié en que los intereses económicos de ambos países se verían afectados por las mismas”, comentó el Embajador Panameño.

En la reunión, el Embajador también desmintió los rumores de que estas medidas estén relacionadas con el litigio del Río San Juan y dejó en claro que cada país es libre, soberano e independiente a la hora de establecer sus políticas migratorias.