•  |
  •  |

Desde que se inició el proceso de acusación en contra del doctor Edgardo Morales Gutiérrez y la doctora Auxiliadora Rodríguez Zapata, por la muerte de Alicia Indira Fernández Romero, hasta ayer se le vio la cara al primero, quien es el principal imputado en este caso.

Morales Gutiérrez decidió enfrentar la justicia luego de que el Tribunal de Apelaciones de Managua declaró nulo el juicio contra la anestesióloga María Auxiliadora Rodríguez, la que fue  condenada a 12 años de prisión, pero sólo permaneció cuatro meses encarcelada por la misma causa, ya que los magistrados de apelaciones cambiaron la tipificación del delito de acción por comisión a título de dolo  eventual por homicidio imprudente, en perjuicio de Alicia Indira.

Bajo arresto domiciliar

El juez Henry Morales aceptó la acusación presentada por la Fiscalía contra los imputados, y  remitió la causa a juicio para el próximo 17 de marzo. Mientras llega el juicio, el galeno y la anestesióloga deberán permanecer bajo arresto domiciliar y tienen prohibido salir del país.

Además, los acusados deberán presentarse los viernes de cada semana ante la Oficina de Control de Procesados, y estar bajo la vigilancia de un familiar que se constituyó como fiador personal.

El  juez Morales desestimó la petición del abogado acusador particular, Ernesto Elías Soto, quien solicitó una fianza para los implicados, de 10 mil dólares a cada uno.

Dejan caer carga sobre anestesióloga
Durante la audiencia inicial con características  de preliminar, el abogado Harlam Bladimir Huete dijo que su representado, el cirujano plástico Edgardo Morales, sólo puede responder por sus actos, en alusión a que él no es responsable por la actuación de la anestesióloga María Auxiliadora Zapata.

“Un cirujano sólo puede responder por sus propios actos y no por los ajenos”, afirmó Huete, dejando entrever que su representado no tiene ninguna responsabilidad por el deceso de Alicia Indira.

Con la colaboración de Jasmina Escobar Sandino