•  |
  •  |

El presidente de la Contraloría General de la República, Guillermo Argüello Poessy, se reunió ayer con los auditores que practicaron una Auditoría Financiera y de Cumplimiento del año 2008 al Consejo Supremo Electoral, quienes le confirmaron que las facturas presentadas en la investigación de END son las mismas que ellos tuvieron a la vista como soportes de gastos y egresos en el informe de ejecución presupuestaria de ese año.


“Ellos (los auditores) señalan que al analizar las facturas las cuentas cuadraban, pero definitivamente ustedes han publicado que eso se hacía con esas facturas y los auditores eso fue lo que encontraron”, dijo Argüello Poessy, minutos después de que el vocero del Poder Electoral, Félix Navarrete, leyera en televisión un documento que señalaba que la ejecución presupuestaria había sido avalada por el ente fiscalizador, para desacreditar las investigaciones de END.

 

Auditor: “Me engañaron”

El director general de Auditoría de la CGR, Marvin Vílchez, defendió el trabajo de los auditores gubernamentales al indicar que cuando se hace un análisis contable de documentos, se cree en la buena fe de quienes están siendo auditados, pero que en esta ocasión se aprovecharon de su confianza para engañarlos. “Las facturas que presentaron daban evidencias de ser legítimas, por eso no hubo ninguna perspicacia en el sentido de que se tratase de facturas falsas, porque las revisamos y tienen todas las características de una original, con membretes, número de RUC y toda la información que requieren”, dijo.


“Sin embargo, dadas todas las situaciones que se están demostrando en las publicaciones, lo que vemos es una cuestión intelectualmente armada para ‘baypasear’ a los auditores nuestros, hubo mala fe porque nos entregaron una información que nosotros creímos era original”, añadió.


“Nos engañaron, nos presentaron facturas aparentemente legales y si esa factura las metieron entre montones de facturas que nos presentaron, pues quiere decir que montaron todo un sistema para lograrlo, fue un trabajo bien hecho, porque no se puede estar investigando factura por factura porque las auditorías no terminarían”, dijo Vílchez.  


Contador de CSE sabía que CGR no llega hasta ahí
Lo dicho por Vílchez lo confirma una de las conversaciones que el contador General del CSE, Orlando Thomas Fúnez, OTF, sostiene con el equipo de personas que le acompañaban a hacer el “cuadrado” de las cuentas del CSE con las facturas falsas que soportaban los anticipos a justificar a nombre de Mauricio Fernández Mayorga. Esta plática se encuentra en uno de los vídeos en nuestras manos.


¡Qué clase de diálogo!
OTF: “De todas maneras estos cheques ya están ejecutados, ya están reportados como ejecutados, lo que necesito nada más es el soporte, pero van a trabajar en base a cada uno de los cheques y para que no se enreden 120 mil córdobas pueden distribuirlos en dos proveedores, y ponen que a uno le compraron el legal y al otro el tamaño carta”.


Voz masculina de uno de los que le acompaña: “Creo que no me ha entendido definitivamente, no estoy hablando de los proveedores, sino de las cantidades específicas”.


OTF: “Miren, en principio no se fije en cuántos millones se van a justificar, sino que en base a la cantidad que yo le di, usted empiece a comprar hasta que alcance (la suma) el cheque, la auditoría no se va a fijar en lo comprado en detalle, sino en el valor, aunque hay que tener cuidado de que no sean cosas irreales, porque no puedo comprar 20 resmas de papel, cuando ocupo normalmente 6,000 u 8,000”.  


El director General de Auditorías de la CGR  aceptó que como auditores están la obligación de verificar los documentos que les presentan y hasta  pueden pedirle a la Dirección de Criminalística de la Policía Nacional, que les haga un peritaje para conocer si la documentación es verdadera o no, “pero en éste caso que son un montón de facturas que nos presentaron, porque el Comprobante Único Contable, (CUC)  lleva un sinnúmero de cheques y facturas y no vamos a estar factura por factura viendo si es falsa o verdadera, porque nuestro trabajo tiene un tiempo”. “Lo que se observa en la investigación que ha estado presentando EL NUEVO DIARIO, es que se juntaron una serie de funcionarios públicos con particulares para hacer que las cuentas cuadraran”, insistió Argüello Poessy.


Molestos con comunicado de CSE
El presidente de la CGR se declaró molesto por el comunicado emitido por el pleno de los magistrados de facto del CSE el martes, en el que quieren responder a los señalamientos de la investigación periodística escudándose con la CGR.
“Ese comunicado no es de mi agrado, porque si aquí se encuentra alguna anomalía como ha pasado en diversas ocasiones en otras auditorías, inmediatamente lo que hacemos es ordenar auditorías especiales y revisar cuentas, porque las cosas deben de hacerse correctamente, y más frente a una denuncia pública tan seria como la que han hecho ustedes, donde se engañó con documentos falsos”, dijo Argüello Poessy.


“Nosotros no somos pie de amigo de nadie, están diciendo que nosotros hicimos auditorías financieras lo cual es cierto, a los auditores les presentaron documentos y en base a ello se pronunciaron, pero no sabían que los documentos que les presentaban no eran originales, genuinos, porque esos documentos tienen todos los indicios de ilegalidad”.


Dijo que propondrá hoy a sus colegas practicar una auditoría especial específica del caso, “porque nosotros tenemos facultades de revisar las actuaciones de los funcionarios públicos en su actuar como tal, durante los últimos 10 años, porque el hecho de haber auditado un año, no significa de ninguna manera ni cosa juzgada ni termina con la facultad de la Contraloría”.


EL NUEVO DIARIO se comunicó con el auditor interno del CSE, Justo García Cardoza, a quien se le preguntó sobre las operaciones de blanqueo de cuentas de cheques, pero dijo que no estaba autorizado a hablar y que nos remitiéramos a la Contraloría o a las autoridades superiores del Poder Electoral.


No sólo Rivas cambió de estatus
Bajo la administración de Roberto Rivas en el CSE no sólo él ha visto crecer su fortuna, también lo han hecho varios de los involucrados en la fraudulenta operación contra las cuentas de las arcas del Estado.


Tal es el ejemplo de la transformación económica del funcionario Mauricio Fernández Mayorga, administrador de las oficinas del CSE Las Palmas, quien pasó de vivir del  barrio “Jorge Dimitrov” a la Colonia Morazán, cerca a la comercial zona de Linda Vista.

 

De acuerdo con la información de los vecinos del sector, el personaje compró hace menos de cinco años una vivienda en la citada colonia. La vivienda fue remodelada y ampliada a unasegunda planta, y hoy por hoy es una de las mejores de esos contornos.

 

Mauricio Barrio Jorge Dimitrov-

Antes

Mauricio Colonia Morazán

Después

La casa celeste de arriba es la vivienda en la que habitaba hace unos años Mauricio Fernández Mayorga, el hombre a nombre del cual se emitieron cheques por más de 400 millones de córdobas de las cuentas del CSE. La casa de dos plantas de la gráfica de abajo es la nueva morada del personaje de la Colonia Morazán.


Igual ocurrió con el cuñado de Rivas, Leandro Delgado Osegueda, responsable de Logística del CSE, quien en los últimos cinco años tuvo un espectacular cambio de vida: pasó de alquilar una modesta vivienda en los alrededores de las oficinas centrales de Migración y Extranjería, donde residió por años, a comprar una gran propiedad y vivienda en la comercial zona de Ciudad Jardín.


Su vivienda ocupa dos lotes contiguos. El frente inicia en una calle y en la otra calle se modificó una antigua casa para convertirla en garaje y salida posterior. La casa, igual, se modificó de dos plantas y luce completamente nueva y remodelada.

Casa Leandro ayer

Antes

 

Casa Leandro hoy

Después

Arriba, la vivienda que rentó por años el cuñado de Roberto Rivas, Leandro Delgado, encargado de Logística del CSE. Abajo la enorme casa que obtuvo recientemente en Ciudad Jardín, que atraviesa toda la manzana.


El comunicado pésimamente redactado
El Consejo Supremo Electoral  en uso de las atribuciones que  le confiere la Constitución de la República en su artículo 173 numeral 10 y de conformidad al artículo 10 numeral 12 de la Ley Electoral, acuerda con el único fin de mantener informado al pueblo de Nicaragua, conforme los mandatos de la Constitución de la República, la Ley Electoral y todos los reglamentos jurídicos de la República de Nicaragua hace del conocimiento lo siguiente:


Primero: La Contraloría General de la República como único órgano de control y fiscalización presupuestaria de Nicaragua ha venido realizando hasta el 31 de diciembre del año 2009 año con año las auditorías de la ejecución presupuestaria de todos los ingresos y egresos que el Consejo Supremo Electoral recibe como asignación presupuestaria, mediante la Ley General de Presupuesto debidamente aprobada por la Asamblea Nacional de la República.


Segundo: Como resultado de esta auditorías hasta el 31 de diciembre del año 2009, el Consejo Superior de la Contraloría General de la República, ha aprobado de manera satisfactoria los informes realizados por los equipos de auditores enviados por ellos, los que han manifestado recomendaciones para mejorar técnicamente los controles internos del manejo presupuestario y que el Consejo Supremo ha cumplido en un cien por ciento.


Tercero: Todas las certificaciones relativas a las auditorías de todos los entes presupuestados del Estado de Nicaragua se encuentran para consulta en la página web de la Contraloría General República.


“Es una respuesta institucional a artículos sin fundamento aparecidos en un diario de información local que forman parte de una campaña mediática contra la institución electoral, contra los magistrados del CSE, nos llama poderosamente la atención que todos estos inventos de ficción que está publicando éste medio local, se hagan en un contexto político electoral y no llevan otro objetivo más que desprestigiar a las autoridades electorales no sabemos cuales son las intenciones políticas de éste medio de comunicación”.


Eso fue lo que declaró a Canal 12 de televisión el vocero del CSE, Félix Navarrete, quien se ha negado a recibir llamadas de END y no ha contestado a los mensajes que se le han dejado a su  celular.