•  |
  •  |

Los países de Centroamérica, entre ellos Nicaragua, podrían ser víctimas de una escalada de violencia del crimen organizado y narcotráfico si la lucha estatal en México en contra de los criminales tiene éxito, alertó un experto internacional en el tema, mientras la Policía Nacional está confiada en poder enfrentar la presencia del “todo el cuerpo del narcomonstruo”.


Jorge Nieto Montesinos, Presidente del Instituto Internacional para la Cultura Democrática, afirmó que es una posibilidad real que aumente la presencia y acciones del crimen organizado y narcotráfico en Nicaragua y en toda Centroamérica, si la lucha sostenida por el Estado mexicano rinde sus frutos.
“Ocurrió en el caso de México, el éxito colombiano en combatir cárteles de tráfico de drogas hizo que éstos (los narcos) buscaran otros espacios geográficos, otros sitios, otras rutas, otras redes que les permitieran realizar sus negocios; el éxito colombiano es la tragedia actual mexicana”, aseveró Nieto, en el Foro “La seguridad en Centroamérica: los diversos enfoques mediáticos y sus actores”, impulsado por al Universidad Centroamericana, la Policía Nacional y otros organismos.

Policía dice estar preparada

Consultamos sobre el tema al comisionado general Francisco Díaz, jefe de la Dirección de Seguridad Nacional de la Policía, pero éste se rehusó a hablar y nos remitió con Relaciones Públicas, pero el comisionado general Javier Meynard, Subdirector de la Policía Nacional, amablemente accedió a darnos declaraciones, y afirmó que están conscientes de las amenazas claras que ha hecho el narcotráfico y el crimen organizado.


Indicó que han cambiado la estrategia de lucha que ahora ha estado dirigida a golpear las bases logísticas y celular que los criminales intentan articular.
“Hoy por hoy, Nicaragua va a seguir siendo amenazada por este tipo de flagelos, sin embargo, todo el país tiene que desarrollar acciones en función de preservar lo que tiene, y es su seguridad. La prevención es vital para un tema como éste en evitar que los jóvenes se vean involucrados con drogas o en el narcomenudeo…”, señaló Meynard.


Nieto considera que la estrategia utilizada por los países latinoamericanos para combatir el narcotráfico ha sido errónea, porque los niveles de venta y de distribución de la cocaína y de otras drogas no han disminuido, y no se está atendiendo a la demanda o a los consumidores de estas sustancias prohibidas.