•  |
  •  |

En las próximas semanas Nicaragua concluirá las obras de construcción de un mejor tendido eléctrico con Honduras y Costa Rica, y así agilizar la compra-venta de energía con los demás países de la región mediante el proyecto denominado Sistema de Interconexión Eléctrica Para América Central (Siepac).

Los ejecutivos de la estatal Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel), así lo anunciaron al hacer un recuento de sus últimas labores de dicho proyecto, el cual se extiende desde Guatemala hasta Panamá, y cuya inversión total alcanza los 494 millones de dólares.

“Dentro de las labores ejecutadas en territorio nicaragüense están el montaje de 310 kilómetros de líneas de 230 kV (Kilovoltios), también la edificación  y ampliación de las Subestaciones Sandino y Ticuantepe II, que se espera concluyan en próximas semanas”, señalan los funcionarios de Enatrel.

“De esta forma quedaremos interconectados con Honduras a través de las Subestaciones Sandino y Agua Caliente, y con Costa Rica por medio  de las Subestaciones Ticuantepe y Cañas”, agregan en una nota que divulgaron esta mañana.

Enatrel destaca que para esos fines sus autoridades firmaron un convenio con la Empresa Propietaria de la Red (EPR), lo que permitió un financiamiento de 4.5 millones de dólares en calidad de préstamo de parte del Banco Interamericano de Desarrollo, BID.

“Estos fondos serán destinados a cubrir el incremento de los costos en ingeniería, supervisión y administración del proyecto regional”, anuncia Enatrel, mientras el especialista en energía del BID,  Hector Valdivieso, dijo que este organismo está satisfecho “con la coordinación de las dos empresas para  hacer posible la firma de este convenio”.

El Gerente General de la EPR,  José Enrique Martínez, anunció que en 2014 conectarán esta red centroamericana con Colombia, y afirmó que Nicaragua es una de las naciones con más avances en la construcción de la línea de transmisión regional.

El Presidente Ejecutivo de Enatrel, Salvador Mansell, destacó que las obras avanzan gracias al apoyo del gobierno y que también se promueve el cambio de la matriz energética, mediante inversiones en energía renovables como los proyectos Tumarín, Amayo, Eolo y Blue Power.