•  |
  •  |

La visita a Costa Rica de los cancilleres de México y Guatemala, Patricia Espinosa y Haroldo Rodas, respectivamente, prevista el próximo viernes, fue cancelada, informó hoy el vicecanciller costarricense, Carlos Roverssi.

El viceministro explicó que Espinosa y Rodas se habían ofrecido a visitar Costa Rica para presentar una propuesta de cómo deberían San José y Managua afrontar la resolución sobre medidas cautelares que emitirá el próximo martes la Corte Internacional de Justicia (CIJ) sobre el litigio fronterizo que enfrenta a ambos países.

Roverssi señaló que los jefes de la diplomacia mexicana y guatemalteca tenían previsto llegar el próximo viernes a San José para reunirse con la presidenta Laura Chinchilla y plantear su propuesta.

El sábado próximo viajarían a Nicaragua para sostener un encuentro con el presidente de ese país, Daniel Ortega, de acuerdo al vicecanciller costarricense.

No obstante, según Roverssi, este miércoles recibieron una notificación en la que se cancela la visita de los cancilleres porque supuestamente Ortega manifestó que "no considera oportuna la gestión" dada la cercanía del fallo de la CIJ.

Roverssi calificó la postura del mandatario nicaragüense como "extraña", y "una muy mala señal" de cara al fallo de la Corte Internacional.

Costa Rica y Nicaragua se encuentran enfrentados desde noviembre del año pasado por la supuesta presencia de militares nicaragüenses en una parte del Caribe, que ambos países consideran de su soberanía.

San José ha calificado la situación como una invasión, y solicitó a la CIJ en enero pasado que dicte medidas cautelares para obligar a Nicaragua a abandonar el área.

Managua, por su parte, asegura que sus soldados se encuentran en territorio soberano realizando labores de dragado del fronterizo río San Juan y combate al narcotráfico.

La presidenta Chinchilla dijo días atrás que Costa Rica espera que observadores internacionales velen por el cumplimiento de la resolución de la Corte.

Hasta el momento, según Roverssi, España y Cuba, además de México y Guatemala, han manifestado su intención de acompañar el proceso.

Ambos países han expresado anteriormente su disposición a acatar el fallo de la CIJ.