•   WASHINGTON  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Costa Rica quiere alertar al gobierno estadounidense acerca de la ayuda venezolana a Nicaragua, que en parte sirve para sufragar obras en la frontera objeto de disputa entre ambos países centroamericanos, afirmó hoy el canciller René Castro.

Castro tiene previsto reunirse con la secretaria de Estado, Hillary Clinton, mañana y también con legisladores en el Congreso estadounidense.

El objetivo de la visita a Clinton es "pedir que se ponga especial atención al uso de los fondos que se están transfiriendo entre países y que se han clasificado hasta ahora como fondos privados, tanto de su uso como de su proveniencia", explicó Castro. "Los fondos principales provienen de Venezuela, pero hay varios otros proveedores", añadió el canciller.

El gobierno estadounidense y expertos en Washington han alertado sobre la creciente presencia diplomática y la ayuda económica de Irán en Nicaragua y Venezuela, algo que ambos países latinoamericanos presentan como relaciones legítimas con ese país sometido a sanciones de la ONU.

Costa Rica, que denuncia lo que considera una invasión en octubre de una isla dentro de su territorio en la desembocadura del río San Juan por tropas nicaragüenses, quiere que Estados Unidos tenga "un rol más activo". Castro aseguró que la ayuda venezolana a Nicaragua, al ser manejada oficialmente por organizaciones no gubernamentales, escapa al control de instituciones como el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Lo que queremos presentar ahora es que el principal enemigo es que instituciones como el Fondo cierren los ojos ante lo que es el manejo de recursos públicos como privados, que financian algunos de los proyectos que están apoyando la invasión de tropas a Costa Rica, como las dragas" nicaragüenses en el río San Juan, explicó.

Castro aseguró que su país ha detectado como mínimo 1.400 millones de dólares de ayuda exterior a Nicaragua, sin controles correctos, aseguró.

Costa Rica espera para el próximo martes una resolución de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya sobre la disputa fronteriza, que estalló en octubre pasado.

Castro quiere informar a miembros del Congreso estadounidense de esa posible sentencia. "Costa Rica tiene pensados varios escenarios que iríamos presentando en su momento" en función de la sentencia, explicó.