•   MANAGUA  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Durante la presentación de la Agenda Básica de Nación "nuestras voces, nuestro país", Violeta Granera, directora del Movimiento por Nicaragua, en su discurso, hizo referencia a que una de las características de la cultura nicaragüense es “lo que algunos llamamos el síndrome de la Penélope, la mujer de la mitología griega que tejía de día y destejía de noche, este mito traducido a la realidad del país remite a esa compulsión política de negar los esfuerzos colectivos del pasado y empeñarse en inventar nuevas formas de gobernarnos que implementar soluciones a nuestra sociedad”.

De igual forma, Granera, expresó que los planes de desarrollo van quedando atrás con cada nuevo gobierno,  “se supone que existe un plan de desarrollo que no ha sido ni consultado con la población”.

Granera considera que las leyes y políticas importantes, ley de acceso de información, contrataciones del estado, de participación, plan nacional de educación de salud, política de descentralización, son productos de un gran esfuerzo que en muchos casos se originó de la presión de diversas organizaciones de la sociedad civil.

“Estamos presenciando el deterioro de la institucionalidad, nivel sin precedentes en la historia de Nicaragua”, expresó Granera, haciendo referencia a los grandes escándalos de corrupción protagonizado recientemente por el Consejo Supremo Electoral, CSE, y “revelados por la valentía y profesionalismo de Luis Galeano, parecen caricatura  frente a la resolución de la contraloría de no investigar los hechos, los negocios del Alba, y el dinero público que lo sustenta, son manejados de manera discrecional en los espacios de diálogos públicos, privados legales han sido ignorados por el gobierno”.
 
Conseguir información pública, según Granera se ha convertido una “proeza” entre investigadores e infiltradotes del mismo gobierno.

Gobierno único
Granera expresó que el gobierno pretende ubicarse en un régimen monárquico donde el soberano no es el pueblo regido por los derechos humanos consignados en la constitución, “sino un presidente regido por su estado de ánimo que hoy decide rechazar la observación electoral pero mañana decide concedernos ese privilegio, porque en el fondo, como bien lo declaró públicamente el presidente Ortega se quiere volver partido único, poder único, rey único”.

Sentir de la población recogidos en un documento

Las organizaciones del Consorcio presentaron la Agenda Básica de Nación, la cual es el esfuerzo de acuerdos recogidos en procesos participativos en los últimos años por diversas organizaciones y sectores de la sociedad civil.

Recoge las principales voces del Movimiento Autónomo de Mujeres, Movimiento por Nicaragua, Centro de investigación y Acción Educativa, la Coordinadora Civil, el Consejo Nacional de Planificación Económica y Social, la Unión Ciudadana por la Democracia, Grupo Promotor de Reformas Electorales y algunos espacios políticos.

“Esta agenda básica de la Nación, no es una agenda del Consorcio sino una agenda de todos y todas, quiere representar nuestras voces, nuestro país”

Según Granera, la Agenda pretende darle fuerza a la propuesta ciudadana al recoger los grandes consensos, facilitar un espacio y un proceso para que las ofertas electorales tomen en cuentan las propuestas ciudadanas de manera seria, elevar el debate electoral, con contenido programáticos más allá de los temas de candidatura.

El Consorcio decidió que la propuesta se haría ante la ciudadanía, “no invitamos a clase política porque ya sabemos que nos arriesgáramos que este encuentro terminara en un mitin político y para algunos sectores un espacio para la manipulación partidaria”, finalizó Granera.