•  |
  •  |

El nombramiento del ingeniero Telémaco Talavera como asesor personal del presidente Daniel Ortega, para asuntos agropecuarios, provocó profunda preocupación en el director Jurídico del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, Gonzalo Carrión, pues consideró que tal acción pone en entredicho la autonomía universitaria y el rol del Consejo Nacional de Universidades, CNU.

Para Carrión, “constitucional, jurídica y políticamente es una situación reprochable, porque no tiene solidez jurídica, porque el ingeniero Talavera es rector de una universidad estatal y es a la vez el presidente del CNU, que es el  órgano que aglutina a todas las universidades estatales”.

Talavera confirmó el miércoles que Ortega lo nombró su asesor para asuntos agropecuarios, acción que calificó de “pertinente”, pues a través de ello, según él,  acercará a los jóvenes universitarios a involucrarse en la elaboración e implementación de planes gubernamentales que sirvan para el desarrollo social. Talavera dijo que no devengará salario por ese cargo.

Pero Carrión consideró inapropiado el nombramiento y la aceptación de parte de Talavera, debido a que por su condición en el amplio abanico de la función pública es un funcionario de Estado, y, por tanto, no puede recaer sobre él otro nombramiento.

Recordó que la Constitución y la Ley de  Probidad prohíben dobles cargos, y no solo para transparentar la gestión pública y evitar confusión de intereses, sino para dar ejemplo de buen actuar y dejar a un lado la visión de Estado-botín.

Caminos cruzados
“¿Con qué tiempo va a trabajar, entonces? ¿Acaso va a quitarle atención a la importante labor que desarrolla como rector de la UNA, y como presidente del CNU? Además, sería curioso conocer los recursos con los que va a ejercer la función para la que fue nombrado, ¿con recursos propios?”, se cuestionó Carrión.
“Las universidades tienen bastantes problemas, grandes desafíos que significan grandes transformaciones que tienen que ver con la calidad de la enseñanza, y más una universidad como la UNA, con tantas demandas”, añadió.

¿Será por amasar tierras?, pregunta también
Carrión también mencionó como explicación del nombramiento las miles de manzanas de tierra que ha estado  recibiendo la UNA de parte del Ejecutivo en los últimos meses, en depósito de bienes que se están ocupando a personas que están sometidas a proceso y que han sido condenadas por delitos relacionados con el narcotráfico y con el crimen organizado, por eso crea suspicacias el nombramiento.

“Aquí hay una universidad que está amasando tierras, que prácticamente han sido confiscadas, y su manejo y repartición es dudosa, porque nadie puede explicarse por qué tanta tierra y cómo se va a administrar”, indicó.
Afirmó de manera categórica que “políticamente hay cuestionamientos, porque la autonomía universitaria, aunque un rector es un empleado público, no se subordina como empleado al Presidente de la República y es el principio de la Autonomía, pero este nombramiento lo subordina jurídica y políticamente al presidente, porque ya hay una cuestión de dependencia”.

Silencio estudiantil garantizado
Recordó que en los 16 años de gobiernos anteriores los universitarios siempre reivindicaron las luchas sociales, pero que con Ortega han volteado el rostro, y han desatendido las situaciones que les afectan a ellos directamente y a la población.

“Uno se pregunta de ahora en adelante cómo las universidades van a defender sus derechos e intereses con esa ligazón muy estrecha hacia el presidente, porque en los últimos cuatro años, el incremento en la carestía de la vida ha sido impresionante, la corruptela gubernamental a la vista con la ayuda del pueblo venezolano privatizada, y los universitarios han guardado silencio”, sostuvo.
El director Jurídico del Cenidh dijo que “desde hace rato nos vienen mal acostumbrando a que el ejercicio de la función pública se haga alejado de la legalidad.

“¿Cómo Telémaco le va a alzar la voz a su presidente que lo ha nombrado como su asesor?, es decir, ¿cómo ese empleado le va a exigir cosas a su superior, cuando este incluso le entrega miles de (manzanas) de tierra para que las administre, proveniente de ocupación o confiscación de tierras que se le quitan a la gente por ser familiares de gente ligada al narcotráfico? Definitivamente, que pago por ver”, concluyó.