•  |
  •  |

A tan sólo cinco días de que la Corte Internacional de Justicia, CIJ, con sede en La Haya, falle sobre el diferendo limítrofe entre Nicaragua y Costa Rica, ambas naciones esperan que la resolución del máximo órgano les favorezca.
El primero desea que la CIJ reafirme la soberanía nicaragüense sobre el Río San Juan, lo que le da derecho a ejecutar las obras necesarias para la navegación por el río fronterizo.

Los dos países, que tienen un historial de disputas limítrofes, están enfrentados desde octubre, luego de que San José denunciara una invasión militar y daño ambiental a su territorio, después de que Managua iniciara el dragado del Río San Juan.

El ministro de Comunicación de Costa Rica, al finalizar la reunión entre la presidenta Laura Chinchilla, los líderes de los partidos y sus respectivas bancadas, declaró que “el gobierno tiene que prepararse para todos los escenarios. Mal haríamos al no considerar uno de los escenarios posibles”.
Mientras que para el científico Jaime Incer Barquero, asesor presidencial para asuntos ambientales, luego de presentar un compendio histórico acerca de los mapas dibujados en el siglo pasado y los actuales, en los que se demarca explícitamente la línea fronteriza entre Nicaragua y Costa Rica, afirmó que nuestro país sólo puede esperar que la CIJ nos favorezca.

“Nosotros confiamos que La Haya realmente reafirme la soberanía y potestad de Nicaragua sobre las aguas del Río San Juan. Además, que confirme lo que la sentencia de hace dos años claramente expresa, que Nicaragua es dueña de las aguas y puede hacer las obras que considere necesarias para su navegación”, señaló Incer.

 

“CIJ no puede echarse para atrás”
Agregó que la Corte Internacional no puede echarse para atrás, al emitir un veredicto que favorezca a los ticos, porque el caso del San Juan ya es materia juzgada. “Tenemos antecedentes geográficos, históricos, e incluso desmentimos los argumentos ecológicos que ellos han querido exagerar, ocultando que la mayor parte de los problemas que tiene el San Juan provienen de Costa Rica, por el lodo, veneno y arena que transportan sus ríos”.

El gobierno de Chinchilla se ha negado a revelar las opciones que está considerando ante el dictamen de la Corte, pero las comunicó reservadamente a legisladores y líderes políticos durante un cónclave de una hora en la Casa Presidencial. “Lo que hemos querido es socializar esa información y prepararnos para cada escenario, porque todos son posibles”, declaró el ministro, sobre la decisión que la Corte anunciará acerca de las medidas cautelares solicitadas por San José.

Elizabeth Fonseca, jefa del Partido Acción Ciudadana (centro-izquierda), la mayor formación opositora de Costa Rica, exigió garantizar “los derechos humanos de todos los nicaragüenses y las nicaragüenses que habitan entre nosotros”, agregando: “Soy firme creyente de la unidad centroamericana”. Por su parte, el líder del partido cristiano Renovación Costarricense, Justo Orozco, llamó a ambos gobiernos a respetar “los principios bíblicos”, y pidió que “se sienten a dialogar”. “Dios no puso fronteras y quiere que todos vivamos en paz”, afirmó Orozco.
Las diferentes organizaciones medioambientales nicaragüenses han visitado la zona del conflicto, y una brigada liderada por el doctor Íncer Barquero estuvo en el sitio hace diez días. Los ambientalistas comprobaron que no existe ningún daño ambiental, como lo han manifestado los ticos.

“Fuimos hasta Harbour Head, entramos al caño recién despejado que comunica Harbour Head con el Río San Juan. No se trata de un gran caño, ya que con dificultades se puede navegar a través de él en lancha. Comprobamos que los tales daños ambientales no eran como los ticos decían, y desmentimos una serie de informaciones que ellos han manejado contra Nicaragua”, comunicó Íncer.
También reiteró que hay mucha sedimentación en las aguas del San Juan, originadas de la cordillera volcánica que se encuentra en el lado costarricense, y que se transportan, principalmente, a través de los ríos Colorado y San Carlos.
Francisco Aguirre Sacasa, Presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Asamblea Nacional, recordó que Nicaragua no está buscando pleitos con nadie, también secundó las declaraciones del asesor presidencial.

Asimismo, informó que Costa Rica está involucrando en este conflicto a otros cancilleres como los de México y Guatemala, sin embargo, insistió que Nicaragua no busca este pleito, y al inicio, antes de que se llevara a la OEA y a la Corte Internacional de Justicia, “estábamos prestos a reunirnos bilateralmente con Costa Rica a resolver los problemas y a proceder al amojonamiento, pero la respuesta tica fue negativa”.