•   MANAGUA  |
  •  |
  •  |

Nicaragua es vista con preocupación a nivel internacional por las restricciones a la libertad de expresión y de opinión, acoso a los medios de comunicación, así como las amenazas y agresiones al periodismo nicaragüense, según representantes de la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP.

“La situación de Nicaragua a nivel internacional se observa con mucha preocupación, porque las noticias señalan a un poder político cada vez más hegemónico”, expresó Ricardo Trotti, Director de Libertad de Prensa de la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP, durante el foro “Libertad de Prensa: Realidad, Obstáculos y Soluciones”, realizado en la Universidad de Ciencias Comerciales.

Consideró tal crítica, dado que Nicaragua tiene a un presidente que a pesar de los dos candados de la Constitución que le prohíben una nueva candidatura, sigue con claras intenciones de eternizarse en el poder con la ayuda de una Corte Suprema de Justicia politizada.

“La preocupación es que se siga con un modelo personalista presidencialista, y donde todo lo que pueda ser diversidad --tanto de la oposición como de los medios de comunicación-- es insultado, apagado y atacado. Yo diría que es la falta del respeto por los derechos constitucionales, los cuales son muy específicos en tanto a la libertad de expresión y de división de poderes. Todo está escrito, pero no se le cumple”, enfatizó.

Trotti considera que en América Latina hay un tipo de gobierno que sigue atacando y atentando contra los medios de comunicación y los periodistas para mantener una hegemonía comunicacional.

Lo peor es la autocensura

Por su parte, el director de EL NUEVO DIARIO, Francisco Chamorro, remarcó que uno de los aspectos que más temor le ocasiona no es la censura, sino la autocensura por las presiones gubernamentales. Situaciones por las que cantidad de radios independientes han tenido que cerrar sus espacios por mantener su postura, mientras otras deciden ceder para poder sobrevivir, aunque sacrificando la libertad de prensa.

“Lo ideal para un medio independiente es sostenerse, es su independencia económica para poder sostener su independencia editorial”, expresó.

Guillermo Rothschuh, del Centro de Investigación para la Comunicación, Cinco, contabilizó que de 2007 a la fecha hay 30 periodistas agredidos, mientras el gobierno ha sostenido una política de presión contra los medios de comunicación.

Además, está el secretismo gubernamental, una oficina de información de que no funciona, y la exclusión de los medios de comunicación independientes en las conferencias institucionales, mientras tratan de montar en la legislación un artículo que sancione a las caricaturas.

“En medio de esto, EL NUEVO DIARIO ha logrado hacer un mejor periodismo, con trabajos como la corrupción en la Dirección General de Ingresos, la desviación de fondos públicos en el Consejo Supremo Electoral y en el Ministerio de Hacienda y Crédito Público”, sostuvo.

El argentino Adrián Ventura, Doctor en Derecho Constitucional y columnista del diario La Nación en su país, consideró las similitudes entre los modelos gubernamentales del presidente Ortega con la mandataria argentina Cristina Fernández de Kirchner, con el venezolano Hugo Chávez, y con el boliviano Evo Morales, los cuales se repiten en tanto a creerse los únicos dueños de la verdad, y actuando en nombre del populismo o de una revolución, queriendo imponer su visión muy particular en el país.

Por otra parte, Trotti hizo énfasis en que la SIP es una organización cuyo objetivo es hacer la denuncia moral a nivel internacional, que envía informes a las organizaciones internacionales sobre la situación de la libertad de expresión, pero es a la sociedad nicaragüense a la que le compete más incidir en su país, reclamar por sus derechos y tomar acciones al respecto a través de los canales establecidos, para incidir en que el gobierno cambie sus actitudes.

El argentino Adrián Ventura, Doctor en Derecho Constitucional y columnista del diario La Nación de ese país.