• |
  • |

Llegó el momento decisivo para Costa Rica y Nicaragua, después de varios meses en los que hubo, además de ofensas verbales, intercambio de cartas nada “amigables” entre sus cancilleres y presidentes.

Se espera que la Corte Internacional de Justicia, CIJ, se pronuncie a las tres de la tarde, hora de La Haya, es decir, a las ocho de la mañana para nosotros.

Ejército sereno

El jefe del Ejército de Nicaragua, general Julio Cesar Avilés, afirmó que Costa Rica puede estar tranquila y segura de que los soldados nicaragüenses no ejecutarán medidas violentas en su contra.

No obstante, expresó, les preocupan las consecuencias que podrían generarse producto de las declaraciones de grupos extremistas costarricenses.

“Realmente, a nosotros nos ha preocupado algún tipo de declaraciones alrededor de situaciones que para nosotros son inexistentes. No va a haber nunca de parte de Nicaragua una actitud que contribuya al escalamiento de esta situación, por el contrario, estamos trabajando en cómo favorecer el diálogo y el entendimiento entre nuestros países”, aseveró Avilés, luego de entregar el libro de la memoria anual de esta institución al Ministerio Público.

Riosanjuaneños a la expectativa del fallo de la CIJ
La población riosanjuaneña amanece atenta hoy, a través de los medios televisivos y radiales nicas y ticos, a la transmisión del dictamen de la Corte, sobre la demanda hecha por Costa Rica a raíz del dragado del Río San Juan.
Aunque la mayoría expresa su optimismo de lograr un veredicto favorable para Nicaragua, hay quienes no descartan que otra vez la vecina del Sur se salga con la suya.

En el cafetín La Fortaleza, ubicado en el Malecón Turístico de San Carlos, su propietario, Carlos Matamoros Molina, alias “El Chele”, ofrecerá el acostumbrado desayuno a nacionales y extranjeros para recibir la noticia “amanesquera”.

Recordó que con el fallo que otorga el dominio y sumo imperio del San Juan a Nicaragua, ya no sólo lograron navegar con objetos de comercio, sino que le agregaron el turismo.
A juicio de Matamoros, “los costarricenses siempre se han aprovechado de los conflictos internos que tenemos. Se nos llevaron Nicoya y Guanacaste, pero ya no estamos viviendo aquella época; no nos van a quitar más territorio”.

“Se debe delimitar la frontera”
Mauricio Gaitán, sobreviviente de los combates de La Penca en los años 80”, manifestó que “estamos casi seguros de que el fallo es a favor de Nicaragua. Esperamos que prevalezca la justicia, los que somos de aquí sabemos que no estamos invadiendo ningún terreno de otro país. Para nosotros es importante que se defina la delimitación para que se acabe ese problema de una vez por todas”.

“Vamos a respetar cualquier decisión, pero si no es a nuestro favor, vamos a seguir esperando que se haga justicia en el campo diplomático, porque aquí no volverán las armas, no más guerra, aunque la presidenta Chinchilla ha redimensionado el conflicto y nos está provocando con el despliegue del Ejercito en la frontera”, agregó el ciudadano.

Acatar fallo
Para el ex embajador de Nicaragua en Costa Rica, Mauricio Díaz, lo más sano es que cualquiera que sea el fallo, los dos estados lo deben respetar. “Hay hechos que pesan más en la relación bilateral, que los conflictos. Somos dos países vecinos, compartimos una extensa frontera, hay miles de nicaragüenses trabajando en Costa Rica, ellos envían millones de dólares en remesas a Nicaragua, pero también producen millones de dólares en ese país.

Las dos naciones saben que tienen pros y contras, por lo tanto, no nos conviene convertirnos en enemigos”, opinó Díaz.

(Colaboradores: Carlos Larios, Sixto Valladares y Tatiana Rothschuh).