•  |
  •  |

Tras la visita in situ que realizaron los integrantes de la Convención Internacional sobre Humedales, Ramsar, al Río San Juan, quedaron asombrados por la “africanización” del lado costarricense, que había acusado de “ecocidio” a Nicaragua; asimismo, les impresionó el nivel de conservación de las áreas protegidas que tiene nuestro país.  

Gracias a esto último, Nicaragua será parte de la misión técnica latinoamericana de Ramsar, porque se dio cuenta que aquí hay una buena estructura para el manejo y preservación de los humedales, de los que hay ocho en todo el territorio nacional.

Así lo confirmó Norving Torres, Director Ejecutivo de la Fundación Amigos del Río San Juan, Fundar, quien se reunión con los representantes de Ramsar. Agregó que la “misión quedó espeluznada. Pudieron constatar la devastación que hay del lado tico. Tuvieron una maravillosa perspectiva de lo que es el problema ambiental en todo el trayecto del río”.

Quedaron maravillados
Igualmente señaló que pudieron detectar cuáles son los verdaderos problemas ambientales que hay en los dos sitios Ramsar, el que no se encuentra en el caño que se reabrió, sino que está en todo el recorrido que hace el San Juan, pero lo más importante es que se les cambió la visión que ellos se habían creado de Nicaragua, después del informe que elaboraron, basado en la información documental que Costa Rica les pasó.

“Vieron el grado de conservación que tenemos, ellos dijeron que ¿cómo es posible que Nicaragua, no esté en el ´top ten´ de países que más conservan su medio ambiente en el mundo, teniendo grandes áreas de conservación?, además esto no se le reconoce en el ámbito internacional”, compartió Torres.

Durante la visita que los de Ramsar hicieron al río San Juan, en el viaje por helicóptero, notaron que por su lado derecho todo era un desastre ambiental, a causa de la ganadería, los monocultivos en general que ellos tienen, por lo que notaron la diferencia con el grado de conservación que hay en nuestro territorio.
“Los ticos hablaron de ecocidio, de mega impactos ambientales, sin embargo, no se pudo comprobar eso, al contrario, se dieron cuenta que la limpieza del río es muy importante para recuperar su caudal, porque si no se realizara, fácilmente se podría construir una carretera después del río Colorado hasta San Juan del Norte”, manifestó.

Añadió que el encuentro que sostuvieron con los de Ramsar fue bajo los lineamientos diplomáticos. “No les reclamamos directamente acerca del informe anterior que emitieron en nuestra contra, en cambio, les mostramos los estudios de impacto ambiental, basados en estrategias y normas internacionales.