•  |
  •  |

Frente a la catástrofe ocurrida  en Japón y la alerta de tsunami que se vivió en la región del Pacífico nicaragüense, el geólogo William Martínez  aprovechó para desmitificar la creencia de que estos fenómenos naturales son cíclicos o que cada determinado tiempo se repiten, por lo que hizo un llamado para estar siempre preparados pues en cualquier momento podría ocurrir un terremoto en la capital.

“Pensar que los terremotos sólo se repiten cada 10 ó 40 años es un error, pues la naturaleza tiene su propio reloj y no es predecible, y esto lo pudimos comprobar con lo sucedido en Japón”,  expresó Martínez.

Según Martínez, en el caso de Nicaragua hay una alta posibilidad de que ocurra un sismo a mediano plazo en base a dos sistemas de falla por sismicidad que se encuentran ubicadas en Managua: la falla que empieza en la Península de Chiltepe hacia El Crucero, a lo largo de la Carretera Sur, y la falla Camino Real hacia el mismo destino.

Otro factor que expone a Nicaragua ante un desastre natural de este tipo es el hecho de que pertenece al cinturón circunpacífico o el llamado “círculo de fuego”. “Nicaragua está expuesta ante movimientos de tipo terráqueo y volcánico” afirmó el Geólogo, por lo que recalcó la importancia de estar siempre preparados.

Fortalecer organizaciones
 Martínez señaló que es de suma importancia que organizaciones como
Sinapred y las Alcaldías y el Ministerio Transporte e Infraestructura, MTI,  hagan un esfuerzo por establecer medidas de prevención.

 “Las sociedad deben estar preparadas en  tres aspectos: Conocer y caracterizar el terreno, para que en base a esto se realicen los proyectos de construcción o urbanización. Hacer un modelo de facilidades de uso humano y la planificación ordenada del uso del terreno”, recomendó.

Resaltó que desde el punto de vista geológico no se debe construir sobre fallas y respetar la naturaleza, de modo que las construcciones o urbanizaciones deben responder en base a un estudio geológico o científico previo y  por ello hizo un llamado a la Alcaldía de Managua para que tomara en cuenta  estos parámetros.

Impacto de la catástrofe de Japón en Nicaragua
Martínez señaló que lo ocurrido en Japón tendrá gran impacto en el ambiente del todo el planeta, sin embargo, los daños podrían ir más allá de perjudicar a las especies marinas o de provocar un cambio paulatino en el océano y la erosión de las costas o la contaminación, pues la cooperación económica que Nicaragua  recibe de este país se vería afectada.