•  |
  •  |

La Universidad Nacional Agraria, UNA, cuyo rector es el presidente del Consejo Nacional de Universidades, CNU, y a la vez asesor del presidente Daniel Ortega para Asuntos Agropecuarios, Telémaco Talavera, ha recibido más de 8,000 manzanas de tierras de parte del Estado desde que Ortega asumió el poder en 2007.

De acuerdo con información a la que tuvo acceso END, una parte de las tierras pertenecen a personas procesadas por narcotráfico en todo el país, y otra parte es obtenida mediante procesos irregulares, en los cuales se han afectado a familiares de personas ligadas a supuestas actividades del crimen organizado, que están siendo o han sido procesadas.

“Nada para mí”, dice Telémaco
“Son patrimonio de la UNA, no mío, ¿verdad? En lo personal, ni una pluma de gallina he recibido, y eso te lo digo de la manera más clara y transparente, como siempre lo he hecho”, dijo Talavera a EL NUEVO DIARIO, cuando se le consultó sobre el tema.

El más conocido de esos irregulares casos de repartición de tierras para la UNA, es el de las siete familias que, de alguna manera, tienen un vínculo o parentesco familiar con Frank Oviedo Fuentes, un ciudadano condenado por actividades de narcotráfico y crimen organizado, quienes de un día para otro fueron despojadas de sus bienes en octubre de 2010. Las tierras están ubicadas en Matiguás, Juigalpa y Granada.

Las familias, integradas por más de 70 personas, aseguran estar viviendo en las calle o posando en casas de amistades, luego que fueron despojadas de fincas de entre 450 y 500 manzanas de tierra, propiedades, vehículos y 300 cabezas de ganado, a pesar de que el Ministerio Público pidió la devolución de los bienes por no encontrar mérito para retenerlos, según el abogado de los afectados, Manuel López.

“Nosotros nada tenemos que ver con el proceso que se entabló contra Frank, nos quitaron lo que nos pertenece, y ahora hemos tenido que andar posando, tenemos meses en la misma situación”, dijo Everth Martínez, pariente de Oviedo, y uno de los afectados por la ocupación de las tierras.

Otros caso similares
Sin embargo, este es solo uno de los casos. Hernaldo Lazo Serrano es un poblador de Río San Juan que tuvo que recurrir al Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, luego de que en los juzgados de Acoyapa decidieran ocuparle parte de su propiedad, todo por ser hermano de Gerardo Lazo Serrano, quien fue procesado por narcotráfico en mayo de 2010.

“Con mi esposa tenemos 250 manzanas que nos las han quitado solo porque a mi hermano lo condenaron por asuntos de narcotráfico, cuando nada tiene que ver una cosa con la otra. Ahora las tierras están en manos de la UNA”, denunció Hernaldo a END.

Las tierras del procesado por narcotráfico, según indicó Hernaldo, suman 3,500 manzanas y unas 3,000 cabezas de ganado.

“Mis tierras ni siquiera cerca de donde mi hermano están, son herencia de mi padre a los hermanos y las trabajamos, las mías son la Quimi-Chafa y la Auxiliadora, que son de mi madre, todo lo están metiendo en un solo bolsón”, indicó el afectado.

“Ahora las tierras están en manos de la UNA y no nos dejan entrar en ellas desde noviembre. Han movido ganado de otra finca a mi propiedad, pero no me dejan entrar en una finca que es mía”, sostuvo.

Talavera la cuenta como de la UNA
La preocupación de Hernaldo no es problema para Telémaco Talavera, designado recientemente como asesor de la Presidencia para Asuntos Agropecuarios. Al menos así lo dejó claro en una presentación que hizo ante los directores de áreas de la UNA, a inicios de febrero del año en curso, y al hablar posteriormente a END.  

En ese encuentro, de acuerdo con fuentes de la UNA, Talavera presentó “apenas la primera parte” de la situación de antecedentes y aspectos jurídicos de las más de 8,400 manzanas de tierra que están bajo su resguardo.
Las propiedades están distribuidas en Camoapa, Matagalpa, Diriamba, Rivas, Managua y Río San Juan.

Talavera dijo en la reunión que el presidente Ortega le había expresado que quería apoyar el desarrollo y fortalecimiento de la Universidad con los recursos que tenía disponible el Ejecutivo, a través de bienes que se habían incautado al narcotráfico, y que estaban en manos de la Policía Nacional, la Procuraduría General de la República y la Corte Suprema de Justicia.

 “No es problema nuestro”

El Rector señaló que la mayoría de las propiedades han sido incautadas a narcotraficantes, y que por ley las propiedades que están en manos de estas personas, se ocupan primero mientras dura el proceso, “porque es lo que dice la ley”, y se ponen en depósito de una institución del Estado, o de la entidad que el Estado designe para ello.

“Nosotros hemos dicho públicamente que a nosotros no nos interesa si alguien en lugar de leche líquida vendía leche en polvo (cocaína), porque un bien que estaba en manos del Estado pasó a manos de otra entidad que la potencia para el desarrollo del país”, dijo Talavera, de acuerdo con las fuentes.

“La UNA tiene un verdadero capital no financiero, sino activo y académico y potencial, porque se trata de grandes fincas y propiedades que se deben geo referenciar”, añadió el Asesor Agropecuario de Ortega, según las fuentes.

Talavera calificó “acertada” la decisión del Presidente de Nicaragua de entregarle las tierras, “ya que se trata de convertir en productivo y en educativo para el país lo que proviene de una actividad delictiva que daña a la juventud y a la sociedad”.

El detalle de lo que tienen
Fue así como Talavera detalló el desglose de las más de 8,400 manzanas que le han sido entregadas a la UNA, incluida la de Hernaldo Lazo Serrano. En Río San Juan, según el asesor presidencial, la UNA tiene las fincas El Morro, La Cooperativa, Las Colinas y Llano Grande: 3,220 manzanas, con un mil 101 cabezas de ganado y 92 equinos, cero porcinos, y colindante con el Gran Lago en diferentes partes.

En Chontales tiene la finca Sinaí, San Lorenzo, María Auxiliadora, El Rempujón y Santa María, que suman 1,015 manzanas, 649 cabezas de ganado vacuno, 37 equinos y siete porcinos.

En Granada, la UNA posee las fincas Santa Clara, San Blas, Santa Isabel, que aunque son pequeñas, por la ubicación tienen un alto valor de bienes raíces. Se trata de 203 manzanas, 379 cabezas de ganado y un número indeterminado de equinos y cinco venados.

En Matagalpa está la finca Las Lomas, a la que se suman las fincas Los Bonetes, Diamante y Apantillo. Esta última es un acopio de leche; las tres ya fueron adjudicadas a la UNA, aunque no ha tomado posesión. Esas fincas de Matagalpa suman 2,751 manzanas, 712 cabezas de ganado y 11 equinos.     

En León hay dos fincas: El Encanto --que ya está en posesión-- y Monte Frío, que falta se la entreguen a la Universidad. Ambas suman 340 manzanas, con 51 reses, seis equinos y cinco porcinos.

¿Qué habrá pasado con los caros caballos?
En Managua, según Talavera, en posesión de la UNA está la finca que se llama Sahara, en San Benito. Era una caballeriza en la que había 14 caballos andaluces, un español, y una vaca parida de la que, según Talavera, no tuvieron cuenta, “pues no se los entregaron”.

“Legalmente no pasaron a manos nuestras, quienes la tenían deben responder por ellos”, fue lo que dijo, indicó una de las fuentes.

También hay áreas en Ticuantepe que suman casi 100 manzanas, que son muy ricas en valor de mercado, por ser una zona urbanizada.

En Rivas, dijo Talavera, la UNA tiene en Ometepe una finca para explotación ecoturística, de estudio del agua y manejo, tiene una casa a la orilla del lago, que necesita algún tratamiento y rehabilitación. La extensión de esa finca no fue mencionada por el rector.

En Nueva Guinea se encuentra la finca Aguas Zarcas, entre esa zona y Bluefields, que tiene 450 manzanas de bosque primario. Hay 13 animales, pero de alta genética “que deben potenciarse”.

“En total, a la UNA le han sido entregadas 8,417 manzanas, 2,904 cabezas de ganado vacuno, 149 equinos, 12 porcinos, cinco venados y cinco pelibuey que murieron por el invierno”, sumó el asesor presidencial.

Las que no son “narcofincas”
Sin embargo, el rector mencionó que no todas las fincas que tienen en sus manos provienen del narcotráfico, pues en Camoapa les donaron 15 manzanas de una ONG, y habló de un productor que iba a entregar 200 manzanas que no son cultivables, pero  que sirven para convertirlas en Arboretum porque es un bosque tropical seco.

También habló de otros bienes que les han sido entregados como un camión Isuzu, casi nuevo, para transporte de ganado, un tractor, un jeep, una camioneta, tres motocicletas y dos cuadriciclos, más menajes de casa.

Para el director Jurídico del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, Gonzalo Carrión, el reciente nombramiento de Talavera como Asesor Agropecuario Presidencial, no debe verse como algo lejano a la entrega de miles de manzanas de tierra a la UNA.

 “Aquí hay una universidad que está amasando tierras, que prácticamente han sido confiscadas, y su manejo y repartición es dudosa, porque nadie puede explicarse por qué tanta tierra y cómo se va a administrar”, indicó.

Diputados y representantes del Ministerio Público indicaron la semana pasada que es necesario implementar la Ley 735, Ley del Crimen Organizado, para mejorar y transparentar el uso y distribución de los bienes incautados a los criminales organizados y narcotraficantes; además de crear las condiciones para que dicha norma funcione, evitando que algunos funcionarios públicos y de instituciones autónomas hagan “fiesta” con dichos recursos.


¿Cómo hacen para mantener las fincas?
La UNA recibió fondos procedentes del 6% del Presupuesto General de la República para este año 2011 por 10 millones 827 mil 752 córdobas, que supera solo en 133 mil 206 córdobas los aportes del año pasado, de 10 millones 694 mil 546 córdobas.

Talavera dijo que aunque no les asignaron más presupuesto en 2011, “no existe problema en el manejo de las fincas”, pues se están administrando “bajo un enfoque de sostenibilidad”, y para ello los especialistas “están definiendo la mejor manera de distribuir su conducción”.

“Esas tierras son para que los estudiantes hagan sus prácticas, para capacitar a los productores en cada zona en que están las fincas,  y tienen un enfoque de sostenibilidad, porque la tierra es para ponerla a producir con enfoque de desarrollo integral, como polo de desarrollo”, defendió Talavera.

“Hemos vendido reses y vendemos leche para dar mantenimiento a las fincas, porque la universidad no es un productor más, sino una entidad con visión de desarrollo integral”, sostuvo.

En cuanto a los reclamos que hacen los familiares de Frank Oviedo y de Gerardo Lazo, dijo que “esa parte es meramente judicial, y ahí no nos metemos, porque las tierras se nos dan en depósito de conformidad con la ley, ¿y qué mejor que dársela una entidad que les dará un manejo de desarrollo?”

Talavera expresó no tener nada que ocultar en cuanto a la entrega de tierras, e indicó que una vez que tengan todas las propiedades en posesión las someterán a las correspondientes auditorías, “y preferiblemente externas para que se conozcan los resultados lo antes posible”.