•  |
  •  |

Para los comerciantes y  clientes de los distintos mercados capitalinos, el panorama económico no puede ser más aflictivo, según expresaron  durante un sondeo realizado por EL NUEVO DIARIO en los principales centros de compras.

“¿Qué puede hacer uno para bajar los precios?, lo que queda es acostumbrarse a este sube y baja, y tratar de conformarse con lo que se puede comprar. Esto cada día se pone peor. Por lo menos yo vengo desde Ciudad Jardín hasta aquí (El Mayoreo) para llevar más barato los frijoles de la semana, aunque con ese precio ni para la semana alcanza”, se quejaba doña María Elena Salazar.

La libra de fríjoles oscila entre 12 y 13 córdobas, y la rebaja para los que compran más de cinco libras,  sólo es de un córdoba por cada una, y los comerciantes por más que quieran no pueden bajar el precio, ya que compran el quintal a precios elevados.
Realmente uno trabaja para medio sobrevivir, porque al final no se le termina ganando mucho”, expresaba Joel Pérez, vendedor de granos básicos en El Mayoreo, mientras indicaba que el precio del arroz se mantiene en 8 y 9 córdobas la libra.

Huevos bajan y queso sube
La tendencia del precio de la cajilla de huevos en los mercados es a bajar, pero el queso ha mostrado un alza paulatina, pero indetenible, pues según vendedoras de este producto, hace dos semanas se encontraba a 28 córdobas la libra, la cual hoy, lunes, podrá alcanzar hasta 31 córdobas, al por mayor, y 33 córdobas individualmente.

Dominga López, comerciante de queso, manifestó que “no nos queda de otra, si no subimos el precio no ganamos nada. Mi remedio es traer de todo tipo de quesos, y ofrecer algunos más baratos, y así equilibro las ganancias y no dejo ir al cliente”.

Perecederos mantienen alza, excepto la  cebolla
Según don Roberto Delgado, vendedor de tomates y de cebollas del “Iván Montenegro”,  cada semana le suben 10 córdobas a la caja de tomates, “hace dos semanas compraba a 120 córdobas la caja y ahora la compro a 140. Imagínese cómo va la situación, por ejemplo, antes daba una bolsa de ocho unidades de tomates a 10 córdobas, y para no variar el precio, ahora sólo doy 7 x 10 en la bolsa”.

Uno de los productos que bajó de precio fue la cebolla, que en semanas anteriores los comerciantes la compraban a 450 córdobas el quintal, y esta semana lo adquirieron en 350 córdobas, por lo que el precio al cliente quedó en 10 córdobas la libra.