•  |
  •  |

Como consecuencia de los diversos aumentos que han experimentado los productos de uso domiciliar y automotriz derivados del petróleo, los taxistas del país han reaccionado molestos, y expresaron sentirse “ahogados”, de modo que, si no le suben la tarifa al servicio, algunos contemplan la posibilidad de buscar otra forma de solventar sus necesidades.

“El incremento es salvaje, cada semana sube y uno gana cada día menos. La gente no puede dar más de 30 córdobas por una carrera, a veces tengo ganas de tirar la toalla, pero la necesidad me obliga a seguir trabajando”, expresaba ayer Norlan Calero, conductor de taxi de la capital.

Este domingo las pizarras de las distintas gasolineras de la capital mostraron el significativo aumento en el precio del combustible que afecta tanto al sector de transporte público como al transporte particular.

Situación que da tristeza

Don Humberto Paz, quien lleva 10 años trabajando como taxista, dijo que no recuerda haberse sentido tan oprimido por los crecientes precios del combustible como lo ha experimentado últimamente.  “Imagínese qué difícil es ser transportista, la gente no quiere porque no puede pagar más, y es porque con sus trabajos apenas les alcanza, y uno tiene que lidiar con los precios, realmente esto está difícil”, dijo.

Según los taxistas capitalinos, los usuarios de sus servicios no suelen pagar más de 30 córdobas por el recorrido, de manera que sería inútil intentar subir el costo.

Taxistas de Estelí luchan por subir la tarifa
Dicho incremento también ha provocado que dirigentes de cooperativas y dueños de taxis del departamento de Estelí soliciten un aumento en el valor del pasaje al Consejo Municipal del Transporte, sin embargo, los usuarios expresaron no estar dispuestos a pagar más, debido a que los gastos aumentan, pero no sus salarios.

El grupo de ciudadanos que está en contra del aumento de la tarifa y que se autodenominan defensores de los usuarios de transporte selectivo en la localidad, advirtieron que de ser aprobado el incremento en el pasaje, realizarán plantones frente a la Alcaldía de Estelí, y exigirán que el alcalde Francisco Valenzuela autorice la introducción de microbuses, moto-taxis y bici-taxis, como en otras ciudades del país.

Usuarios como Guadalupe Reyes, Sonia Centeno y Juan Alberto Rivera, estimaron que el recorrido realizado por estos vehículos de transporte, podría ser de entre cinco y seis córdobas, evidentemente más barato que el pasaje de un taxi, y se generarían nuevos empleos para familias estelianas.

Al respecto, Orlando Castillo, Director del Área de Transporte Intramunicipal en Estelí, señaló que la petición de la población y de los dirigentes de las cooperativas de transporte será estudiada y sopesada antes de tomar una decisión.