•   JINOTEGA  |
  •  |
  •  |

Dos exmiembros de la Resistencia Nicaragüense fueron asesinados el fin de semana en las montañas de Wiwilí, Jinotega.

Los crímenes acontecieron la tarde del sábado, y las víctimas eran Francisco Picado, “Comandante Arandú”  y Simeón Castro, “Comandante Chacalín”.

A “Arandú” lo ejecutaron de tres impactos de bala en la cabeza en la comarca Maquengales, comunidad de Wamblán, municipio de Wiwilí, confirmaron las autoridades.

El crimen perpetrado contra “Chacalín” ocurrió la tarde del sábado en la comarca La Marañosa,  jurisdicción de Wiwilí.

Asesinado a traición
A “Chacalín” lo asesinaron por la espalda, tres sujetos, a la orilla del río Bocay, informó Óscar Herrera Blandón, concejal del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, en ese municipio jinotegano.

Según Herrera, “Chacalín” ese día se encontraba en una actividad de la fracción del Partido Resistencia Nicaragüense, PRN, que apoya al PLC, cuando fue asesinado.

Minutos antes de ser ultimado a traición, “Chacalín” dispersó con disparos al aire una reyerta que protagonizaron quienes luego lo mataron.

Sospechan móvil político
El concejal liberal dijo sospechar que el crimen tiene ribetes políticos, porque el pasado 3 de marzo fue asesinado en ese municipio el liberal, Salatiel Velásquez.

Herrera dijo que su correligionario fue ultimado de tres impactos de bala en la entrada al estadio de béisbol de ese municipio, por un sujeto apodado “Balacera”.

“Este sujeto, ‘Balacera’, está identificado, pero la Policía aún no lo captura, aquí en Wiwilí hay mucha inseguridad”, afirmó el concejal Herrera.