•  |
  •  |

El movimiento Fuerza Democrática Nicaragüense, Resistencia Nicaragüense, "la Verdadera Contra", FDN-RN, a través de un comunicado, condenó esta tarde la toma de la Catedral de Managua, realizada ayer por desmovilizados del Servicio Militar Patriótico, SMP, "estas personas son afines al partido y gobierno sandinista", asegura el documento.

Así mismo, hicieron un llamado "que en vez de tomarse la Catedral de Managua, se tomen la  Secretaría Nacional del Frente Sandinista  y Casa Presidencial del dictador Daniel Ortega", reza el comunicado.

"Es él (Ortega), quien es el que tiene que escucharle, pues fue a él a quien defendieron en los años 80 y quien mandó a morir a miles de jóvenes", se lee en el documento.

De igual forma, a través del escrito, hacen un llamado Policía Nacional y al Ministerio Público a investigar estos incidentes y "castigar con el peso de la ley a los actores del mismo".

En una entrevista vía telefónica, Máximo Castillo, apodado "mexicano", secretario del consejo, expresó a EL NUEVO DIARIO que este movimiento es integrado por antiguos comandos, cuadros, comandantes, correos, colaboradores y simpatizantes de la contra, "nada tiene que ver con los grupos armados, somos democráticos y nos pronunciamos de las cosas que pasan en el país como la ilegal reelección y la toma de la Catedral".

Así mismo aseguró que van a seguir luchando "por la paz y la democracia en Nicaragua, siempre por la vía cívica".

Según el comunicado, este movimiento, en los años 80, encabezó y dirigió la lucha armada y "cívica para liberar a Nicaragua de la primera dictadura sandinista".