•   Bluefields / END  |
  •  |
  •  |

Los reos que permanecen en las celdas preventivas de la cárcel de Bluefields, intentaron ayer realizar un amotinamiento para llamar la atención de las autoridades judiciales y policiales en la tramitación de penas.

El intento de amotinamiento se registró en las primeras horas, dijo el comisionado Ricardo Bonilla, jefe de Auxilio Judicial, quien señaló que los reos dañan los pocos recursos con que cuentan, como literas, paredes y enseres domésticos.

Éste es el segundo intento de motín que realizan los detenidos, quienes demandan la presencia de las autoridades judiciales, pero al parecer los casos continúan estancados. En esta ocasión se presentó la  juez de pena Hellen Lewis, quien se comprometió a revisar la situación de cada uno de los presos.

Actualmente, las celdas preventivas de la cárcel de Bluefields cuenta una población penal de 120 reos, cuando apenas tiene capacidad para albergar a  60, mientras que en las cárceles del sistema penitenciario hay 110 prisioneros, siendo su capacidad para 90 personas.

Ambas instalaciones de seguridad están asentadas en bodegones del extinto Ministerio del Interior.

La situación del hacinamiento de estos lugares es resultado del incremento delictivo en la zona (asaltos, robos con fuerza, tráfico y posesión de estupefacientes),  la carencia de trabajo y consumo de drogas.