•  |
  •  |

Las autoridades del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, reportaron la pérdida de un globo zeppellin, que se extravió cuando realizaban un estudio en el cráter Santiago, del volcán Masaya, y ofrecieron una recompensa de 300 dólares a quien lo encuentre.

Alejandro Rodríguez, Director de Ineter, solicitó la colaboración de la ciudadanía en general para la búsqueda de la aeronave, que lleva consigo instrumentos científicos de medición.

Con este globo, las universidades de Oxford, Anglia y Heidelberg, junto a técnicos del Ineter, pretendían analizar la composición de los gases del coloso.  

Sin embargo, “tuvimos un accidente lamentable. En el vuelo de prueba hubo algún comportamiento de los vientos en la parte superior del volcán, de manera que en un momento dado, el globo se alejó demasiado y ya no obedeció al control remoto. El globo lo han visto por El Crucero”, detalló Rodríguez.

Informó que se trata de un globo de nueve metros de largo, con un diámetro de dos metros y medio. Hasta el momento, desconocen su paradero, pero harán el esfuerzo para intentar recuperarlo.  

“El Ejército nos ha ofrecido su colaboración, nos van a prestar un helicóptero, y los científicos han estado analizando la dirección de los vientos. Más o menos sabemos por dónde pudo haber caído, si es que cayó”, apuntó.

Creyeron que era platillo volador
El director de Ineter desmintió la versión que reportaron algunas personas, que habían visto un platillo volador. Al contrario, se trata de un globo aerostático elaborado por los propios científicos involucrados en el estudio, los que consideraron que el artefacto tiene un valor científico, más que económico.  

Por su parte, el doctor Roland von Glasow, científico de la universidad de Anglia, afirmó que este proyecto es para hacer mediciones de las emisiones de gases del cráter del volcán Masaya, y cómo éstas se cambian en la atmósfera.