•  |
  •  |

La Comisión de la niñez, mujer y familia, de la Asamblea Nacional, junto a Profamilia, están impulsando la “Iniciativa de Ley de Salud Sexual y Reproductiva”, con el objetivo de prevenir la mortalidad materna, así como la violencia y abuso sexual.

Además, en esta norma abordan el aborto terapéutico con otro concepto: “interrupción del embarazo por complicación médica”.

El doctor Freddy Cárdenas, Director Ejecutivo de Profamilia, expresó que la institución que él representa apoya totalmente esta iniciativa, incluso están proporcionando conocimientos técnicos para garantizar que todas las necesidades que tiene Nicaragua en esa temática sean contempladas en la nueva ordenanza.
Aseguró que esta ley se refiere al tema del aborto desde el punto de vista médico, es decir, cuando la vida de la mujer está en peligro, entonces el embarazo debe ser interrumpido para que la mujer se salve.

“Esto lo contempla la ley como una interrupción médica del embarazo. Eso está penado actualmente, pero lo que se pretende es volver a la ley anterior. Profamilia apoya esta iniciativa, en el sentido de que ninguna mujer debe morir por complicación médica. Esto lo contempla la legislación como una culminación del embarazo por orientación médica”, reiteró el doctor Cárdenas.  

Por ahora, el anteproyecto de ley va a entrar a un proceso de consulta por diversos diputados y miembros de la sociedad. De acuerdo con el representante de Profamilia, ellos participarán en la discusión para que no haya controversia en el momento de su implementación y así solucionar los problemas que tienen las mujeres y las familias nicaragüenses alrededor de esta temática.

Este anteproyecto ha sido elaborado por un grupo de parlamentarias, encabezado por la diputada Yamileth Bonilla, María Dolores Alemán, Mónica Baltodano, con el apoyo de otros diputados.

Según el doctor Cárdenas, este nuevo estatuto contempla los grandes componentes de la salud sexual y reproductiva, principalmente aborda la problemática de la mortalidad materna, de embarazos en adolescentes, prevención de violencia y maltrato, interrupción del embarazo, así como también los derechos sexuales y reproductivos. Incluso, es un aporte para que las personas y los estudiantes reciban una educación integral de este tópico.

Falta educación sexual
“Indudablemente urge esta ley, porque somos el país que más registra embarazos en adolescentes en América Latina, y el segundo en el mundo, sólo los países del centro de África nos ganan. Y la tendencia del VIH va en incremento, cada vez están apareciendo más mujeres jóvenes infectadas”, señaló.