•  |
  •  |

El Procurador Nacional Ambiental, José Luis García, reaccionó a la alerta de depredación de las especies de iguanas y de garrobos que en esta época del año se eleva, al amparo de la tradición y creencias religiosas asociadas a la Cuaresma y Semana Santa.

Aseguró que a finales de esta semana tiene programadas una serie de visitas de campo a los expendios de iguanas y de garrobos, con el objetivo de concienciar a quienes las comercializan sobre el peligro que corren estas especies si siguen siendo cazadas en su hábitat natural.

Para esta labor dijo que trabajarán en coordinación con la Corporación Municipal de Mercados de Managua, Commema.
Esta visita se realizará en coordinación con autoridades del Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales, Marena, y la Policía Económica.

 

Iguana en período reproductivo
García reconoció que “hay que concienciar a la población que consume estos animalitos para esta temporada, porque si no hay compradores, no hay depredadores”, y calificó la situación de “preocupante”, porque este es el período reproductivo de la iguana.

El funcionario, incluso, ofreció a los vendedores capacitaciones para que establezcan sus criaderos y no comercialicen iguanas y garrobos al margen de la ley.

Enrique Rimbaud, Presidente de la Fundación Amarte, principal promotor de la Ley de Protección y Bienestar Animal, llamó la atención acerca de la baja en las poblaciones de iguanas y garrobos a nivel mundial.

“¡Están en extinción!”, dijo, para que se reflexione sobre la necesidad de que las autoridades de nuestro país actúen para conservar las especies que tenemos.
Rimbaud llamó a quienes las consumen por sus propiedades medicinales a que busquen aquellas que provienen de criaderos, porque las que ofrecen en “los mercados y la carreteras son depredación absoluta”.

“Por nuestra parte, claro que vamos a actuar, pero va a llevar años cambiar culturas”, apuntó.
EL NUEVO DIARIO en una visita a un mercado capitalino, pudo comprobar que ya las especies están en los canastos, ofrecidas sin regateos a 150 córdobas, aprovechando que es la temporada de mayor demanda.