•   CHINANDEGA  |
  •  |
  •  |

Continúan prófugos seis delincuentes que cortaron barrotes de las celdas preventivas 3 y 4 de la Policía de Chinandega, y huyeron amparados en la oscuridad de la madrugada del domingo último.

Los sujetos son: Erick Javier Juárez Rodríguez, de 22 años, alias “Machorra”, originario del municipio de El Realejo, acusado por robo con intimidación; Daniel Antonio Herrera Rodríguez, de 21 años, alias “Garrobito”, originario de Cosmapa, Chichigalpa, acusado por robo con intimidación; Eddy Alberto Gutiérrez Cantillano, de 21 años, alias “Cherepo”, originario del puerto de Corinto, acusado por violación y tentativa de homicidio.

También Many Alexander Mendoza Juárez, de 20 años, alias “Curcucho”, oriundo del reparto “Carlos Fonseca”, de Chinandega, acusado por robo con violencia; José David Luna Mendoza, de 18 años, alias “El Chorri”, oriundo de Chinandega, acusado por robo con violencia, y Miguel Jerónimo Pereira Cruz, de 18, alias “Fornica Perra”, originario del barrio “Carlos Fonseca”, de Chinandega, acusado por robo con intimidación.

Con bullicio burlaron la seguridad
Un noticiero radial local informó que desde el exterior el grupo de reos recibió una sierra para cortar los barrotes, y el resto de prisioneros en alta voz cantaron himnos evangélicos, para burlar la seguridad policial.

Enseguida, los seis prisioneros escalaron techos de casas vecinas y llegaron hasta el río Acome, para emprender el viaje hasta unos cañaverales, donde a las 6:30 de la tarde del lunes, efectivos policiales capturaron a Many Alexander Mendoza Juárez y José David Luna Mendoza.  

Los dos delincuentes, antes de ser apresados, golpearon salvajemente a un anciano que los denunció, porque le robaron aguacates.

En el mismo operativo, efectivos policiales capturaron a Jairo Isidro Lara Gutiérrez, de 24 años, y a Ezequiel Gutiérrez Mendoza, de 27, por suministrarles alimentos a los seis prófugos.

La Policía de Chinandega mantiene hermetismo total, aunque una fuente confió que realizan operativos en varios municipios para capturar a los cuatro prófugos restantes.