•  |
  •  |

Un grupo de altos jefes militares en retiro rechazaron la reelección del presidente Daniel Ortega, y exigieron el respeto a la institucionalidad del Ejército de Nicaragua, a la vez que elogiaron la actitud del jefe de las Fuerzas Armadas, General de Ejército, Julio César Avilés Castillo, por haber expresado que la institución castrense no es represora y que “jamás disparará contra el pueblo”.

A través de un pronunciamiento, los retirados del Ejército, coroneles Carlos Ramón Brenes Sánchez y Francisco Antonio Henríquez Torrentes; teniente coronel Irving René Dávila Escobar; mayor Roberto Danilo Samcam Ruiz; capitanes Rafael Martínez Vega y Pedro Rivas Guatemala, y el teniente primero Sergio Benito Cabrales Pérez, también advierten sobre “la profundización de la crisis, el malestar de la sociedad y el desencadenamiento de la ira popular” ante “nuevos intentos de burlar la voluntad popular en las próximas elecciones…”.

Inconcebible que el FSLN no tenga otro candidato
“Los firmantes de este documento queremos llamar la atención de las autoridades electas, de los poderes del Estado, de las Fuerzas Armadas, de las instituciones políticas, organizaciones de la sociedad y de la población en general, por cuanto se están dando condiciones que pueden llevar al país a un callejón sin salida”, señalan los militares en retiro.

Los siete militares en retiro hacen hincapié en que dentro del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional hay elementos capaces para representar a ese partido. “Es inconcebible que el Frente Sandinista como partido de larga trayectoria no cuente en sus filas y en su institucionalidad con hombres y procedimientos incluyentes para nombrar a un candidato que los represente”.

Violaciones a la Constitución empujan a la violencia
Los militares en retiro también advierten que las constantes violaciones a la Constitución Política y demás leyes del país por el presidente Ortega, empujan al país hacia la violencia.

“Llamamos a la reflexión que las violaciones a la Constitución Política, la desarticulación del Estado de Derecho y el irrespeto a la institucionalidad democrática, nos pueden conducir una vez más a la violencia”, señalan en el documento.

Y agregan que “la imposición de la reelección del presidente Daniel Ortega, mediante artificios que pretenden ser legales, violan flagrantemente la Constitución en su artículo 147 acápite a), y otros relacionados: 51, 130, 132, 138, 147, 182, 183 y 187, y, por tanto, desdice los derechos de su mandante, el pueblo soberano”.

Resolución inmoral
“La pretendida resolución (504 del 19 de octubre de 2009) espuria de la Corte Suprema de Justicia es ilegal, inexistente e inmoral. Se expone en la declaración de principios constitucionales que: “Cualquier intento de menoscabo de los derechos atenta contra la vida del pueblo. Es nuestro deber preservar y defender estos derechos”, enfatizan en el documento.

“El pluralismo político asegura la existencia y participación de todas las organizaciones políticas en los asuntos económicos, políticos y sociales del país, sin restricciones ideológicas, excepto aquellas que pretenden el restablecimiento de todo tipo de dictadura o de cualquier sistema antidemocrático. En consecuencia, vemos con profunda tristeza que existen claros signos autoritarios, totalitarios e imposiciones de hecho que apuntan en esta dirección”, agregan los militares en retiro.

Con la colaboración de Matilde Córdoba