•   LEÓN y MANAGUA  |
  •  |
  •  |

Tres trabajadores de la empresa eléctrica Unión Fenosa, que cumplían una orden  de corte del servicio en una finca del reparto “Carlos Canales”, cinco kilómetros al suroeste de León, fueron secuestrados e intimidados por hombres armados de escopetas, supuestamente por orden del procurador de facto para la Defensa de  los Derechos Humanos, Omar Cabezas Lacayo.

Cabezas afirmó más tarde vía telefónica, que sólo se estaban protegiendo sus derechos como consumidor.

Por su parte, el gerente de comunicaciones de Disnorte-Dissur, Jorge Katín, indicó que si bien este tipo de acciones las viven casi a diario en los distintos barrios, le sorprendió cómo actuaron los vigilantes de Cabezas.
 
Dispara a las llantas
El hecho se produjo este martes a las 12 del mediodía, cuando Víctor Manuel Estrada Sánchez, de 33 años; Abraham Cristian Díaz Bermúdez, de 19, y Francisco Antonio Contreras, de 20 años, acudieron a la propiedad del funcionario con una notificación de corte, por adeudar cuatro meses del servicio.

Al proceder con el corte, los hombres armados dispararon de inmediato contra una de las llantas de la camioneta ploma, Nissan, placa LE 17613, propiedad de la empresa contratista Multiservicios Eléctricos Estrella  Delta S.A. (Meed, S.A.), obligando a los obreros a reactivar el servicio.

“Cuando ingresamos a la propiedad, Jackson Jerónimo Chavarría llamó a su jefe (Cabezas Lacayo), y aparentemente este le ordenó ‘ponchar’ las llantas de la camioneta y retenernos hasta que realizáramos la reconexión,” dijo Díaz, técnico contratista de Unión Fenosa.

Por su parte, Contreras --otro de los trabajadores de la empresa eléctrica-- aseguró que sus vidas estuvieron en  peligro, pues “cuando montábamos los equipos, llegó uno de los hombres armados con un  rifle calibre 22 y realizó una detonación contra las llantas, y nos amenazó diciendo que si nos movíamos iba a ‘ponchar’ las demás; otro hombre se montó a caballo y se fue a cerrar el portón principal con candados”.

Contreras narró que permanecieron secuestrados y amenazados por más de una hora. “No se muevan de este lugar, ya saben que hasta que reconecten la energía van a salir de aquí, esa fue la orden que recibimos, expresó uno de los hombres armados con un rifle”, relató Contreras, tras agregar que por fortuna contaban con una llanta de repuesto para cambiar la que resultó ponchada por el disparo.
 
Policía se presenta, pero no detiene a nadie

Al lugar del incidente se hicieron presentes cinco efectivos de la Policía  Nacional, sin embargo, no hubo detenidos. De acuerdo con Jackson Jerónimo Chavarría, cuidador de la finca del procurador Cabezas Lacayo, él actuó por  instrucciones de su jefe.
 
“Tiren a las llantas”
“Yo le llamé a don Omar, y él me dijo que no dejara que cortaran la energía, pero ellos ya la habían cortado, y don Omar me dio orden: ‘Tiren a las llantas’, y  entonces yo les dije a ellos que era una orden”, detalló Chavarría.

Además, expresó que en primera instancia trató de persuadir a los trabajadores de Unión Fenosa. “¿Cómo van a cortar la luz si tienen tres meses de no traer un recibo, ellos me dijeron que eran trabajadores y andaban cumpliendo con el corte”, precisó.

Pero la denuncia por daños a la propiedad y amenazas en contra de los tres trabajadores de la empresa eléctrica fue interpuesta ante la Policía Nacional  por Álvaro Berríos, Gerente de Operaciones Domiciliares de León.
 
Cabezas defiende accionar de sus trabajadores

Ante el problema, al consultar al procurador de derechos humanos, Omar Cabezas, éste a través del encargado de divulgación, dio a conocer que su actuación responde a la defensa de sus derechos como consumidor.
Escuetamente indicó que hoy sostendrá una reunión con el jefe de Disnorte para puntualizar y aclarar el incidente.

Segunda acción violenta Cabezas-Unión Fenosa
Hace algún tiempo, Omar Cabezas protagonizó otro incidente violento contra una cuadrilla que llegaba a cortarle la energía en su propiedad.  En aquella ocasión usó y accionó un arma de guerra.

(Con colaboración de Rafael Lara)