•  |
  •  |

Los organismos de Defensa de los Derechos Humanos se encuentran preocupados por el silencio que ha tenido la Procuraduría General de la República, PGR, ante las denuncias de despojo de centenares de manzanas de tierras a personas que tienen parentesco con procesados por narcotráfico.

Al menos 8,417 manzanas de tierra en diversas partes del país --la mayoría procedente de personas vinculadas al narcotráfico-- han terminado en manos de la Universidad Nacional Agraria, UNA, de la que es rector el ahora asesor presidencial para Asuntos Agropecuarios, Telémaco Talavera.

Procesos irregulares de la propia PGR
Marcos Carmona, Secretario Ejecutivo de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, y Gonzalo Carrión, Director Jurídico del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, afirmaron que “hay un silencio sepulcral de complicidad”  de parte de la PGR, ante las denuncias que han hecho los afectados.

“Nosotros vemos con mucha preocupación la situación que se ha estado dando, relacionada con la confiscación, decomiso o como quiera llamársele, de propiedades, porque en medio de todo ha habido un proceso irregular del que ha formado parte la PGR, a la cual se le pide información y no hay respuesta”, dijo Carmona.

No se puede hacer extensiva la pena
“No se puede hacer extensiva la pena a los familiares de los que son procesados, máxime cuando los afectados demuestran con documentos que las fincas fueron adquiridas mucho antes de los hechos que le imputan al procesado”, dijo Gonzalo Carrión.

Añadió que “lo más increíble es que todo forma parte de esa enorme cantidad de manzanas que se le han dado a la UNA, cuyo rector ahora es asesor del presidente Ortega”.

Carmona dijo que están en un proceso de seguimiento, porque han visto las irregularidades, las están documentando, pues no es normal que se le esté entregando tanta tierra solo a una universidad.
“Son más de 8,000 manzanas las que se le han entregado, no se sabe si hay capacidad de manejo de parte de la universidad, porque  esos bienes bien podrían pasar a ser manejados por el Marena, el Inafor y otras entidades, Magfor, IDR, es decir, hay todo un proceso extraño”, dijo.

“No podemos demostrar que hay actos de corrupción, porque no se nos entrega la información requerida, y si no lo hacen, es porque hay problemas ahí, y nosotros lo estamos documentando”, indicó Carmona.

Carrión dijo que insistirán en tratar de conocer los criterios que tuvo la Procuraduría para entregar las miles de manzanas a la UNA.

“Vamos a pedir información, no nos vamos a cansar de solicitarla, porque viendo la poca transparencia con la que actúa el presidente Ortega en todos los sentidos, no hace mal uno en pensar que el destino de esas tierras no va a ser el más adecuado”, concluyó.

EL NUEVO DIARIO ha intentado en diferentes ocasiones hablar del tema con el procurador Hernán Estrada, pero el intento ha sido infructuoso.