•  |
  •  |

El asedio de organizaciones del partido de gobierno, que ha demostrado su agresividad en los últimos dos días, originó que el  Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos, programa conjunto de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) y la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT), expresaran su profundo rechazo e indignación por el cerco reiterado de las instalaciones del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh.

En una carta abierta enviada al presidente Daniel Ortega, firmada por Souhayr Belhassen, Presidenta de la FIDH, y por el secretario general de la OMCT, Eric Sottas, mencionan que el Observatorio ha conocido del problema.

Señalan que después de la mañana del 8 de marzo de 2011, el 15, el Cenidh volvió a ser asediado y rodeado por miembros de la Juventud Sandinista y personas partidarias del Gobierno, que se instalaron durante dos horas frente a las puertas de la organización con altoparlantes y música de propaganda por el partido de Gobierno. Algo que, según quienes laboran en la organización, interrumpe las tareas diarias vinculadas a la defensa de los derechos humanos.

Lenidad de Policía
Indican que uno de los elementos graves es que después de las reiteradas llamadas al despacho de la directora de la Policía Nacional, la primera vez no se presentó ningún agente policial para garantizar la seguridad del Cenidh, y la segunda ocasión, después de seis llamadas, cuatro policías acudieron a las instalaciones, sin que se obtuviera resultados efectivos.

“A pesar de que en esta ocasión --ante las insistentes llamadas del Cenidh-- la Policía se presentó, no se notó ninguna acción de su parte para persuadir a los integrantes de este grupo, que abandonarán su posición y despejarán la vía, y más bien aparentemente les hicieron concesiones a su ilegal actitud, puesto que informaron al guarda del Cenidh que ellos se retirarían del lugar en veinte minutos, lo que no hicieron”, expresa la misiva.

“El Observatorio está profundamente preocupado por esta situación, y teme que se prolongue durante todo el año electoral, y que vaya creciendo en intensidad, lo que pone en riesgo la seguridad de las personas, sobre todo, de las ONG aparentemente objetivizadas”, especifica.

La carta continúa expresando: “El Observatorio manifiesta su rotundo rechazo ante las manifestaciones de la Juventud Andinista, con el fin de hostigar nuevamente al Cenidh y a sus integrantes, e insta a las autoridades nicaragüenses a que adopten de manera inmediata, las medidas más apropiadas para garantizar la vida, la seguridad y la integridad física y psicológica de los miembros del Cenidh, así como para poner fin a todo tipo de hostigamiento, amenazas e intimidación en su contra”.

Además, el Observatorio recuerda que “desde las amenazas sufridas por la Dra. Vilma Núñez de Escorcia, Presidenta del Cenidh, en octubre de 2008, cuenta con medidas cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH”.
El Observatorio le informa también que enviará una copia de esta carta abierta al Secretario Ejecutivo y a la Unidad de Protección de Defensores de la CIDH.