•   León y Managua  |
  •  |
  •  |

Tras las réplicas sísmicas de hasta 3.4 grados de intensidad registradas desde el miércoles en las cercanías del volcán Cerro Negro, en el departamento de León, las autoridades de Defensa Civil y del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, llamaron a las poblaciones aledañas al coloso a no alarmarse.

Julio Álvarez, Responsable de Vulcanología del Ineter, dijo que el monitoreo de temperatura y emisión de gases no les advierte de que el volcán esté experimentado un proceso anormal, dado que el enjambre sísmico reportado no ocurrió en la estructura volcánica del Cerro Negro, sino en un punto entre éste y el volcán Momotombo.

“La alerta significa en estos casos dar seguimiento a los comportamientos sísmicos”, aclaró Álvarez, para exponer que las últimas mediciones de temperatura y gases en el Cerro Negro se han mantenido en los parámetros históricos.  

No obstante, el mayor Gustavo Ramos, jefe de Defensa Civil en León, reconoció que “el enjambre sísmico que ha manifestado en las ultimas 24 horas y el temblor de hasta 3.4 grados de intensidad en horas de la noche del miércoles… es una situación preocupante”, tras mencionar que es “difícil predecir lo que podría suceder en las próximas horas”.

“Esto lo hemos considerado como un enjambre sísmico, que en muchos casos son situaciones premonitorias a un evento mucho mayor”, declaró a un medio oficial el general Mario Perezcassar, jefe de Defensa Civil del Ejército de Nicaragua.

El jefe de Defensa Civil llamó a la población de los municipios de Telica, Malpaisillo y León a que no se alarmen, y que confíen en el Sistema Nacional de Prevención, Atención y Mitigación de Desastres, Ineter y la Defensa Civil, que tienen activado el sistema de vigilancia necesario para resguardar su seguridad ante una eventualidad.

Alguna comunidades serían evacuadas
De producirse una emergencia en el coloso, las comunidades cercanas a las faldas del volcán que serían evacuadas de emergencia son: Los Urroces, Palo de Lapa, El Porvenir, Rota, El Calero, El Pastal, Punta Caliente, Los Manzanares y Los Hernández, que suman más de 15 mil familias. Sin embargo, en los tres municipios que podrían ser afectados, el número de personas se eleva a 50 mil, calculó el alto mando del Ejército.

La última erupción del volcán Cerro Negro fue en 1999, y antes tuvo otra en 1995. Álvarez reconoció que tras 12 años de inactividad, el coloso estaría en una etapa con probabilidades de entrar en erupción, no obstante, aclaró que los eventos de los últimos días no son elementos que le permitan advertir que se trata de signos previos a una erupción volcánica, por lo que enfatizó su llamado a tomar esta situación con mucha prudencia y a no alarmarse.

Por su parte, Ramos agregó que el enjambre sísmico ha tenido réplicas que quizá la población no percibe. De acuerdo con los sismógrafos y los equipos técnicos instalados por Ineter, hasta ayer se contabilizaban 49 sismos.