• |
  • |

Representantes de diferentes cooperativas de buses interurbanos y de taxis del país, se reunieron ayer en la Cooperativa Ticonsan (Ticuantepe, La Concha y Santo Domingo), para reiterar la posibilidad de ir a un paro del servicio a nivel nacional, si el gobierno no facilita el subsidio a los combustibles.

“Estamos iniciando comunicación entre las modalidades para aterrizar con un planteamiento conjunto y determinar qué día y qué hora (se hará el paro). Va a depender del gobierno, porque si surge una medida que resuelva el problema, será innecesario”, aseveró José Vidal Almendárez, Presidente de la Federación Nicaragüense de Cooperativas de Taxis (Fenicootaxi).

Los transportistas interurbanos aseguraron que de no haber una respuesta positiva al final de la semana, serán 1 mil 500 unidades las que dejarán de circular hacia Estelí, Juigalpa, Nueva Segovia, León, Chinandega, Tipitapa, Ciudad Sandino, Carazo y Boaco. A esta medida se le sumaría el sector del transporte selectivo.

No hay indicios de solución
Antonio Betanco, Presidente de la Coordinadora Nacional del Transporte, dijo que el planteamiento de realizar el paro se mantiene, y que hasta ayer no había indicios del gobierno para solucionar el problema.

Criticó que los funcionarios de Ortega sólo se reúnen con dirigentes de cooperativas afines al partido gobernante.