• |
  • |

Los conocen como “los tira huevos”. Se les ha visto protagonizar manifestaciones y plantones creativos en contra de los diferentes partidos políticos del país. Al hacer propio el grito de anti reelección y anti pacto, que está oculto en algunos sectores de la sociedad, y al defender la Constitución de la República, se han encontrado con la escasa tolerancia de dirigentes políticos, el acoso, los ataques físicos y verbales y el actuar parcializado de las fuerzas policiales.

Son al menos ocho jóvenes, en otras ocasiones más, que comparten amistad y creencias, que conforman la Resistencia Juvenil por la Dignidad Nacional, Rejudín, quienes han dado la cara por la sociedad civil y por la juventud nicaragüense que no está a favor de la ilegal reelección del presidente Daniel Ortega y de las acciones negativas de otros políticos.

Jairo Contreras, miembro de Rejudín, dice ser licenciado en Lengua y Literatura Hispanoamericana, y actualmente estudia Derecho en una universidad de la capital.

Asegura que sus padres lo apoyan en el camino que ha elegido, a pesar de que están conscientes de que al recorrerlo podría perder la vida a manos de personas que no toleran la diferencia de opiniones.

Otro miembro es Saúl Mora, quien prefiere que lo llamen por el apodo de “Diriangén”, en honor al cacique nicaragüense que lleva el mismo nombre. Él dice ser licenciado en Administración Turística y Hotelera, y que ahora estudia Derecho.

Asevera que en un inicio su familia no lo apoyaba en sus acciones, porque le advertían del peligro que corría cuando enfrentaba turbas violentas que se escudaban en el falso mensaje del “amor y paz”.
Ahora cuenta con el apoyo de sus padres y dice no temer a las agresiones de los grupos que critica.

Trabajan difundiendo sus creencias
Ellos cuentan que trabajan capacitando a jóvenes y a estudiantes de diversas partes del país, en temas relacionados con los procesos electorales, la cedulación, la equidad de género y los derechos humanos, entre otros. Dicen no sentirse solos, porque cuentan con el apoyo de personas y organismos que sienten afinidad con su lucha.

Aseveran que el vehículo con los parlantes que utilizan en sus plantones y una casa que funciona como sede de Rejudin, han sido proporcionados por pobladores afines.

Los huevos los compran poniendo dinero de sus bolsillos, y detallaron que lo máximo que han comprado son dos cajillas, lo mínimo una docena.
Ambos jóvenes han tirado huevos, pero a cambio han recibido golpes, empujones, ofensas y pedradas que les han dejado lesiones visibles en sus cuerpos.

Juventud con miedo y dormida
“La juventud de los partidos políticos no sale a protestar porque se somete a los caudillos del partido, mientras ellos no tengan conocimiento de lo que son verdaderamente y no se den cuenta de que son una fuerza y de que pueden hacer cambios en nuestro país, van a seguir siendo sometidos… la juventud está dormida y tiene miedo a la represión, lo decía bien Pedro Joaquín Chamorro: ‘En qué nos encontramos en esta situación, entre una moral política o una inmoralidad”, consideró “Diriangén”.

Contreras se mostró confiado en que esta organización crecerá a medida que la juventud despierte, pierda el miedo a manifestarse y no sea apática ante las violaciones constantes que hacen los políticos en contra de la Constitución y de las leyes.

Agregó que continuarán ejecutando acciones contra la ilegal reelección de Ortega.

Juventud partidaria está en otro “rollo”
Erick Mejía, Secretario Nacional de la Juventud del Partido Liberal Constitucionalista, afirmó que están en contra de la ilegal reelección del presidente Ortega, pero reconoció que no han realizado manifestaciones o plantones en contra de la misma.

“Por el momento no tenemos planeado nada de eso, estamos enfocados en la campaña y no en estar lloviendo sobre mojado; enfocados más al crecimiento del sector de la juventud, al respaldo al candidato y a efectuar diferentes actividades propositivas”, aseveró.
Mejía agregó que una de las luchas que enfrenta la juventud es lograr el relevo generacional en la política, y poder ocupar puesto políticos, pero que esto tomará un tiempo.

Omar Lola, Presidente Nacional de la Juventud del Movimiento Vamos con Eduardo, dijo que no han realizado acciones en las calles en contra de la ilegal reelección de Ortega, pero que este próximo dos de abril, unos mil 500 jóvenes de esta agrupación política participarán en una marcha organizada por la sociedad civil.

“Nosotros estábamos en un proceso de reorganización de algunas juntas directivas y viendo cuál es la forma menos desgastante, en el sentido de que pudiéramos hacer algo que en realidad valga la pena, y aprovechar las movilizaciones; muchas veces se debe a la falta de recursos”, se excusó Lola.
Él espera que en la Alianza de la Unión Nicaragüense por la Esperanza (UNE), al menos tres jóvenes vayan en la lista para diputados nacionales.

Luisa Molina, vocera de la Coordinadora Civil, indicó que los miembros de esa organización no tienen planteado realizar ningún plantón o manifestación, pero que lo están haciendo otros grupos y organizaciones de la sociedad civil.