• Corresponsal END / San José, Costa Rica |
  • |
  • |

El actual canciller costarricense, René Castro, sería removido de su cargo en las próximas semanas, porque su gobierno, su partido y algunos ticos, consideran como “un fracaso” su gestión en el conflicto limítrofe con Nicaragua, según medios locales. Castro dejaría su cargo como jefe de la diplomacia costarricense y pasaría a ser el próximo Ministro de la Presidencia, dado que al actual jerarca de esta cartera, Marco Vargas, lo harían renunciar en mayo, cuando el actual gobierno cumpla un año, debido a su pobre gestión.

Un alto dirigente del oficialista Partido Liberación Nacional, PLN, filtró al diario digital El País sobre los cambios, y adelantó que el próximo canciller tico sería el actual embajador en la Organización de Estados Americanos, Enrique Castillo, un fuerte crítico de Nicaragua.

Vargas reconoció esta semana que analiza la posibilidad de renunciar, pero primero deberá evaluar los resultados de su gestión, cuando cumpla un año.
Antes de asumir la presidencia, Laura Chinchilla le ofreció a Castro, quien fue su jefe de campaña, ser ministro de la Presidencia, pero él lo rechazó y optó por la cancillería.

La fuente del PLN, según el diario El País, dijo que aunque se valora el cambio de Castro, al efectuarse, el gobierno reconocería públicamente el fracaso de su gestión en el conflicto con Nicaragua.

Diputados opositores no descartan llamar a comparecer a Castro, para que explique todo lo relacionado con el conflicto.