•  |
  •  |
  • END

Coordinadores de diferentes barrios de Managua de los Consejos del Poder Ciudadano, CPC, revelaron que no han sido consultados sobre el ajuste en la tarifa de agua potable que empezó a aplicarse este sábado y que afecta a unos 299 mil 449 clientes, de un total de 448 mil 283 que registra Enacal, por lo que se declararon desinformados y expresaron posiciones encontradas sobre ese tema.

Olidia Pérez, coordinadora de los CPC del barrio “Primero de Mayo”, ahora autodenominado por esta organización como barrio “Daniel Ortega Saavedra”, dijo desconocer los detalles técnicos y legales del ajuste en la tarifa de agua potable, que oscila entre el siete y 44 por ciento que anunciaron los directivos de Enacal y del Instituto Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, INAA.

Sin embargo, avaló el incremento en la tarifa y se mostró confiada en que ese ajuste permitiría que el servicio de agua potable llegue las 24 horas del día a los barrios que han sido más castigados en la capital.

“Si es para mejorar el servicio de agua y porque vamos a tener el servicio todo el día, eso sería bueno”, expresó Pérez, quien añadió que el barrio que ella habita, como muchos otros, no serán afectados, pues aseveró que tienen una tarifa fija de 77 córdobas al mes, porque la mayoría no tienen medidores.

“Estamos desinformados”, dicen CPC
César Chamorro, coordinador general de los CPC del barrio “Edgard Lang”, comentó que si bien es cierto que la empresa Aguadora “tiene problemas económicos”, hasta el momento desconocen los detalles de los mismos, por lo que es algo que mantiene confundidos a los miembros de esa organización popular, “y esperamos que no sea afectada la población de bajos recursos, por lo menos la mayor parte de estos barrios”.

Agregó que tampoco han sido consultados sobre el ajuste en la tarifa del agua potable, pero no descartó la posibilidad de que los directivos de Enacal se hayan reunido con los coordinadores de distrito, porque “nosotros somos coordinadores de los barrios”, explicó Chamorro.

“Estamos desinformados de todo eso (ajuste en el precio de la tarifa de agua)… no te puedo considerar si es bueno o malo”, declaró Juan Pablo Martínez, coordinador general de los CPC del barrio “Hugo Chávez”, luego de que EL NUEVO DIARIO le preguntara su opinión sobre la aplicación del ajuste por indexación en el costo del servicio de agua potable.

“Pagamos 56 córdobas (tarifa fija) en los barrios, y si es para mejorar el sistema está bien, pero no te puedo decir si es adecuado o no (el ajuste)”, insistió Martínez.

CPC de Batahola Norte en contra de alza
Melba Urbina, coordinadora general de los CPC de Batahola, Norte dijo no estar de acuerdo con el alza, pues aseguró que eso significaría una carga más para el bolsillo de los nicaragüenses, tomando en cuenta que una gran cantidad de la población está sin trabajo.

“Primero que haya agua las 24 horas del día para luego poder hacer un aumento… como coordinadora de los CPC del barrio, creo que esos ajustes se le deben aplicar a los compañeros que están robando agua, y hay que revisar eso antes de aplicar al ajuste”, indicó Urbina.

Denunció que el año pasado, cuando tenía medidor, la factura mensual era de 180 córdobas, pero ahora “me lo robaron y está saliendo más de 200 córdobas, y pienso que es mucho porque sólo nos quedamos dos personas”.

Hasta la fecha, según declaraciones que brindó el pasado viernes Ruth Herrera, presidenta de Enacal, cerca del 60 por ciento de los clientes de la empresa tienen medidores instalados, y de éstos hay un gran porcentajes que no funcionan adecuadamente.