•  |
  •  |
  • END

Corn Island / RAAS
Mientras los hombres y mujeres de prensa de todo el país celebraban su día el sábado 1 de marzo, en Corn Island, el corresponsal de EL NUEVO DIARIO en la Región Autónoma del Atlántico Sur, Heberto Jarquín Manzanares, fue agredido por funcionarios del aeropuerto de esa isla y por una policía, que intentaban impedir que el reportero fotografiara un avión Grand Caravan de La Costeña, al que le explotó una llanta mientras se desplazaba por la pista.

Inexplicablemente, los funcionarios y la uniformada intentaban a toda costa evitar que Jarquín realizara su trabajo, incluso lo amenazaron con quitarle la cámara fotográfica y quisieron arrebatársela.

Pasajeros respaldan a reportero
Un pasajero que se disponía a abordar un vuelo hacia Managua, que se identificó como Erving Miranda, manifestó su repudio por el atropello al periodista. “Esa gente (funcionarios y policía) dio una mala impresión ante el montón de turistas extranjeros que presenciaron el incidente”, comentó, al mismo tiempo que señaló que está anuente a servir de testigo si Jarquín demandaba a sus agresores por obstruir su trabajo periodístico.

En los mismos términos se expresó la periodista Mayela Rodríguez, quien observó cuando una furibunda empleada del aeropuerto isleño, le gritó a Jarquín: “En Managua te quitarían la cámara”, cuando él abordaba el avión que lo llevaría a Bluefields.

Rodríguez fustigó a La Costeña porque en ningún momento explicó a los pasajeros qué había ocurrido. “Llamé a la sede de esa aerolínea en Managua y no me dijeron nada”, se quejó.

En tanto, el dirigente del Colegio de Periodistas en la RAAN, José Garth, anunció que elaboraría una protesta por la agresión al corresponsal Jarquín justo cuando los comunicadores celebraban su día.