•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de EU, Barack Obama, ofreció poco en su primera gira por Centro y Suramérica, e ignoró las amenazas a la democracia en Nicaragua y Venezuela, afirmó hoy el diario "The Washington Post" en un editorial.

El mandatario hizo bien en realizar la gira del 19 al 23 de marzo pasados pese a los acontecimientos en otras partes del mundo, porque cancelarla hubiese reafirmado la creencia de que Estados Unidos en ocasiones ha dado por segura su relación con la región, donde "queda mucho por hacer", dijo el diario.

"Desafortunadamente, aunque el señor Obama se guardó tiempo para viajar a Brasil, Chile y El Salvador, su esfuerzo para hacer avanzar la agenda fue entre débil y nulo", asegura el editorial.

En Brasil y Chile, el mandatario elogió el desarrollo económico y democrático de ambos países y abogó fuertemente por reafirmar la alianza entre EU y Sudamérica, señaló. "Pero en lo que se refiere a los asuntos que preocupan particularmente a los brasileños y otros latinoamericanos, el presidente tuvo poco que ofrecer. En vez de eso, reiteró declaraciones 'recalentadas' de sus posturas generales sobre inmigración y comercio, sin mencionar ninguna medida nueva y significativa", afirmó.

Reitera tratados con Colombia y Panamá pero no los visita
Obama reiteró su compromiso con los tratados de libre comercio con Colombia y Panamá, pero no visitó ninguno de los dos países y no ofreció un cronograma para enviarlos al Congreso para su ratificación, señaló.

Más curioso aún, continua el editorial, Obama "simplemente ignoró" el hecho de que en buena parte de América Latina "se atropellan" los "valores compartidos" que, según el mandatario, unen a las naciones del hemisferio.

El diario citó como ejemplo que, en su discurso en Santiago, Obama destacó el surgimiento de la democracia, pero el diario señaló que en varios países se clausuran medios de comunicación, se elimina la independencia jurídica y se comete fraude electoral.

El mandatario también dijo que América Latina está contribuyendo a la prosperidad y seguridad global, pero muchos líderes en la región "están forjando vínculos con Irán y han estado defendiendo el régimen de Muamar Kadhafi en Libia", continuó.

Omite hablar de Venezuela, Nicaragua, Ecuador o Bolivia
Aunque mencionó que la Carta Democrática Interamericana pide actuar contra quienes cometen abusos políticos y pidió que se denuncie a quienes violan esos principios, él mismo no lo hizo, argumentó "The Washington Post". "Ni una sola vez durante su gira mencionó a Venezuela, Nicaragua, Ecuador o Bolivia, o sus líderes que cada vez son más autocráticos", señaló el Post en su editorial.

Obama sí mencionó la situación del pueblo cubano, al enfatizar que tiene "el mismo derecho a la libertad que el resto de la gente en este hemisferio", recordó el diario.

El editorial sostuvo que Venezuela y Nicaragua se "tambalean entre las democracias que tuvieron hace una década y las autocracias que sus líderes actuales esperan instalar".

Al no tratar esos asuntos, "el señor Obama hizo un gran perjuicio a aquellos latinoamericanos que están luchando para resguardar la libertad en sus países, a un gran riesgo personal", puntualizó el diario.