•   MANAGUA  |
  •  |
  •  |

La presidenta de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, la magistrada Alba Luz Ramos, calificó como "peligrosa y sesgada" la sentencia del juez Octavo de Distrito Penal, Tomás Eduardo Cortés que tuvo a su cargo el caso por el delito de violencia intrafamiliar que interpuso la fiscal Stephanie Pérez Borge en contra de Manuel Rocha Castillo.

El juez mando a su casa "hasta sentencia firme", después de la condena de tres años de prisión a Rocha Castillo, ex esposo de Pérez.

"Es peligrosa esa interpretación porque si quería que cualquier persona que fuera condenada por asesinato o narcotráfico no podría ir presa porque la sentencia es apelable", señaló la magistrada Ramos.

Sobre el caso de Uriel Escobar Corea, juez de la Paz Centro, denunciado por violencia intrafamiliar en contra de María Rivas Centeno, su ex esposa, dijo que el reglamento disciplinario de ese poder del estado indica que este debería ser retirado de su cargo y que así será si se llega a comprobar los hechos denunciados.

Las declaraciones las dio en la lección inaugural 2011-2012 de la academia de policía.