•   ESTELÍ  |
  •  |
  •  |

La Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos, Anpdh, continuará gestionando para que las autoridades lleguen hasta el final en el proceso de esclarecimiento de la muerte a balazos del cabecilla rearmado José Gabriel Garmendia Gutiérrez, alias “Yajob”, una vez que su cuerpo fue exhumado y del mismo fue extraído un proyectil.

El doctor Roberto Petray, coordinador nacional de la Anpdh, señaló que la Policía tiene en su poder varias armas de fuego --se dice que tres-- con las que podrá comparar el tipo de proyectil y el calibre de las mismas, y sobre la base de los registros ubicar a quién pertenece.

El doctor Petray viajó el jueves y ayer hasta Jinotega, al sitio conocido como Santa Teresa de Kilambé-Wiwilí, para seguir indagando sobre los hechos.

Los funcionarios de la Anpdh en su conjunto consideran que la tarea de la ubicar el arma homicida será titánica.