•  |
  •  |

Ya son cinco años enfrascados en una lucha sin tregua ni cuartel para que el gobierno haga realidad sus promesas de campaña y lleve el progreso a la comunidad de Malacatoya. Tras una espera que les ha parecido siglos, los ofrecimientos siguen flotando en el aire.


El camino que une esta comunidad con Granada está totalmente destruido debido al período invernal, así como la barcaza, cuyo mal estado impide el transporte de los vehículos entre uno y otro lado del río.


Los pobladores han solicitado al alcalde de Granada, Eulogio Mejía, que haga uso de los 200 mil córdobas que se han destinado vía transferencia para los proyectos de progreso comunitario, pero este no les ha dado ninguna respuesta.


Como último recurso, los pobladores iniciaron una huelga e interrumpieron el paso de los camiones que realizan el transporte de arroz de Malacatoya a otros centros neurálgicos del país, la cual duró varias semanas.


Finalmente, el miércoles 23 de marzo, pareció llegar un hada madrina al pueblo, haciendo uso de los colores que caracterizan al partido de gobierno.


Era la diputada María Lidia Mejía, quien con la promesa de una reunión que se celebraría a tempranas horas de la mañana del sábado 26 de marzo, apaciguó las aguas y terminó con la huelga.

Delegada del FSLN llegó exigiendo votos
La tan ansiada reunión se produjo con la presencia de Alonso Cano, Gerente de la Alcaldía de Managua; el comisionado Horacio Sobalvarro, la diputada María Lidia Mejía y varios representantes de la comunidad.


Los pobladores pensaron que en este encuentro hallarían las respuestas a sus justas peticiones, ya que además del mal estado de los caminos, también exigían que el agua potable llegara a las comunidades de Santa Ana, Los Ángeles, El Tabacal, San Pedro y Tepalón.


Pero todo fue un fiasco, ya que la realidad les demostró que en período electoral hay espacio para las promesas, pero no para las realidades.

Propuesta irreal vs. propuesta electoral
Según explicó Tarcis Estrada Sequeira, líder comunitario, en la reunión les hicieron una propuesta que sólo los dejó con el sinsabor de los años anteriores.
“La diputada y Cano dijeron que la alcaldía ofrecía dos camiones y una retroexcavadora para reconstruir el camino, pero que nosotros debíamos poner el combustible; eso es imposible. Los pobladores somos personas pobres, no tenemos dinero para asumir ese gasto”, explicó Estrada.


Fue allí cuando los pobladores ofrecieron que los impuestos de los pobladores de Malacatoya fueran absorbidos por la Alcaldía de Tipitapa y no por la de Granada, ya que los caminos de Tipitapa se hallaban en perfectas condiciones.


“Diputada, ¿cuál es la varita mágica para que el progreso también llegue a nuestra comunidad?”, preguntó uno de los pobladores, a lo que, según el poblador Tarcis Estrada, la diputada respondió:
“La respuesta es muy sencilla: sepan elegir bien. Los pobladores de Tipitapa votaron sabiamente, ustedes no. La única forma de que lleguen los progresos es que no se equivoquen al votar en las próximas elecciones y escojan a un alcalde sandinista”, expresó.


Al consultar a la diputada María Lidia Mejía, esta aseguró que ella y todos los concejales orteguistas estaban haciendo todas las gestiones ante el gobierno central, pero desmintió cualquier polarización.


“El gobierno ya aprobó una transferencia de 26 millones 665 mil córdobas para resolver el problema de los caminos, pero los fondos fueron mal administrados. No hemos presionado a nadie para que vote por el Frente”, aseguró la parlamentaria.


Alonso Cano afirmó que las gestiones se están haciendo, y que el miércoles de la semana que viene se reunirán con el titular del MTI, Fernando Martínez.


“Estamos conscientes del mal estado de los caminos, pero no tenemos fondos para invertir. Por eso el miércoles nos vamos a reunir con el ministro Martínez para solicitar fondos y dar respuesta al sitio que une el paso con Malacatoya, uno de los puntos neurálgicos de la zona. De hecho, en las semanas pasadas hicimos algunos trabajos en el tramo Malacatoya-Tepalón”, señaló Martínez.

Pobladores desmienten
No obstante, el poblador Silvio Omar Jaime López aseguró que esta supuesta inversión fue sólo una cortinita de humo para engañar a los pobladores.
“La alcaldía lo único que hizo fue hacer unos viajecitos para acarrear tierra y nivelar el piso, pero los hoyos siguen allí, impidiendo que los productores saquemos el arroz y lo comercialicemos”, aseguró López.

Lenín Cerna socava el río
Por otro lado, los pobladores también denunciaron que Lenín Cerna está socavando el río para construir dos caminos dentro de sus fincas, utilizando los bancos de arena que pertenecen a la comunidad, y utilizando fondos de la alcaldía. Punto que fue desmentido por la diputada Mejía.


“Eso no es más que un juego político. No es cierto que Lenín Cerna esté socavando el río. Simplemente, él contrató a una empresa independiente que está realizando estas obras, pero con recursos propios”, indicó la diputada.


No obstante, el tiempo apremia y las pérdidas económicas ascienden, pero los pobladores aseguran que no le darán su voto a un gobierno que los coacciona y se deslinda de su responsabilidad a través de un matiz político.